¿Tienes que entregar el piso y encima pagar impuestos Y te quedas en la calle. Conclusión: la dación es muy mala.

Parece que todo el mundo coincide en que la dación en pago es algo malísimo. Incluso hay que pagar impuestos. Pues parece claro: suprímanse los impuestos de la dación en pago. Además, una hipoteca también conlleva un montón de impuestos.

En cualquier caso, las cosas son buenas o malas por sí mismas, no por los colaterales que conllevan. La dación se justifica por sí misma: si pides un crédito para comprar un piso y no puedes pagar el crédito, el bien obtenido es devuelto y la deuda queda saldada. Y si encima te fríen a impuestos, puede establecerse la correspondiente exención y hemos terminado.

Sí, la dación es justa, y eso es lo que importa. Con efecto retroactivo no, que eso sólo lo solicitan los chiflados de Ada Colau. Pero la dación en sí es buena, porque es justa.

Eulogio López

[email protected]