- El ministro de Industria español desmonta los dos argumentos argentinos: el de la falta de inversiones de Repsol y el del reparto de dividendos
- Recuerda que España prestó mil millones de dólares a Argentina cuando el 'corralito', pese a la oposición del FMI
- Soria reconoce que puede afectar a otras empresas, "porque una vez que se ha abierto esa puerta, es difícil de cerrar"
- Soria ha anunciado que la reforma energética estará lista "en unas semanas"
- Maite Alcaraz (tertuliana RNE): "Es un expolio, sin ninguna justificación económica, ni política, ni empresarial, es una decisión propia de una dirigente de la escasa talla política de Cristina Kirchner"
- Jordi Barbeta (tertuliano RNE): "Lo que está claro es que las consecuencias las van a pagar los argentinos, porque a ver quién se va a atrever a invertir a partir de ahora en Argentina"
- Carlos Herrera (Onda Cero): "Quien ha expropiado Repsol no es la República Argentina ni los argentinos, es la presidenta Fernández, la presidenta de un país deslumbrante, pero acostumbrado al saqueo permanente de sus dirigentes"
- Miguel Ángel Rodríguez (tertuliano Onda Cero): "A Kirchner le da igual en qué situación quede Argentina dentro de 15 años, ella quiere estar en el poder ese tiempo y esto tiene mala pinta"
- Paco Rosell (tertuliano Onda Cero): "Me parece fundamental que España mueva todos los resortes que haya que mover para que la presión sobre Argentina evite otros males mayores"
La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, anunció ayer el envío al Senado de un proyecto de Ley para que el Estado tome el control del 51% de YPF, filial de la española Repsol, de la que, con un 57%, es accionista mayoritario. El Ejecutivo argentino mantendrá la mayoría de los títulos intervenidos, y el resto lo repartirá entre las provincias petroleras del país. Los títulos nacionalizados fueron declarados de "interés público", al igual que la producción de hidrocarburos. Tras conocerse la noticia, los ministros españoles de Exteriores e Industria, José Manuel García-Margallo y José Manuel Soria, respectivamente, anunciaron que el Ejecutivo adoptará en los próximos días medidas "claras y contundentes", al valorar como "un gesto de hostilidad contra España y contra el Gobierno" la nacionalización de YPF.

Esta mañana, en RNE, el ministro de Industria español, José Manuel Soria, ha concretado un poco más la respuesta de España a la expropiación: "Habrá consecuencias en el ámbito diplomático, comercial, industrial y energético". También ha reconocido Soria que "es una decisión que no se ajusta a derecho, ni al derecho argentino ni al derecho internacional, es una decisión arbitraria y doblemente discriminatoria. Pero no por ello quiere decir que pueda no afectar a otras empresas, porque una vez que se ha abierto esa puerta, es difícil de cerrar". Vamos, que puede ser el comienzo de más hostilidades contra empresas españolas. Y ha recordado que España prestó a Argentina mil millones de dólares durante el 'corralito', pese a la oposición del FMI.

En otro orden de cosas, Soria ha anunciado que la reforma energética estará lista "en unas semanas".

La decisión de Cristina Fernández, propia de regímenes populistas y bolivarianos donde no se respetan las leyes internacionales, ha sido comentada en Onda Cero por Carlos Herrera, Arcadi Espada, Miguel ángel Rodríguez y Paco Rosell; y en RNE por Jordi Barbeta y Maite Alcaraz.

José Manuel Soria: "Habrá consecuencias en el ámbito diplomático, comercial, industrial y energético"

En RNE, el ministro de Industria, José Manuel Soria, ha explicado que la situación respecto a YPF con Argentina "se ha complicado mucho, porque aunque era una decisión que hace algunos días ya se daba prácticamente por hecha", "pero a la luz de la sucesión de noticias que había al respecto, el Gobierno hizo un comunicado recordando que una acción de hostilidad de esa naturaleza traería consecuencias. Y es verdad que aquel día no se produjo aquella nacionalización y que incluso 48 horas después fuentes del Gobierno se desmarcaron de los distintos proyectos de nacionalización que se habían hecho públicos en los medios de comunicación, lo cual hizo pensar al Gobierno de España que se estaban encauzando los problemas. Porque uno normalmente tiende a pensar que, al margen de sus colores políticos y al margen del país donde están actuando, en la sensatez, y creemos que esta no ha sido un decisión sensata, seria y propia de un Gobierno serio". Y ha proseguido: "Quiero decir que el Gobierno de España entiende muy bien lo que es el pueblo argentino y la nación argentina de las autoridades, que en nuestra opinión han tomado una decisión arbitraria, contra derecho y no solo en contra de una empresa española sino en contra de los intereses de España y de los españoles porque no hay que olvidar que Repsol es una empresa que cotiza en bolsa y muchos pequeños ahorradores en España tienen sus ahorros invertidos en Repsol".

Respecto a cuál va a ser la respuesta del Gobierno de España ante este gesto hostil, Soria ha señalado que "tal como dijimos, el Gobierno va a ser consecuente con esta hostilidad de las autoridades argentinas y habrá consecuencias. Las consecuencias las veremos a lo largo de los próximos días, en el ámbito diplomático, comercial, industrial y energético y a medida que las vayamos adoptando se darán a conocer". "A lo largo de los próximos días habrá medidas al respecto".

Y ha proseguido: "Ayer, el ministro de Asuntos Exteriores ya dijo que esto afecta y daña de una manera clara lo que es una relación bilateral que tradicionalmente ha sido fluida, y de manera unilateral se introduce una enorme distorsión, y por tanto, el ministro de Exteriores ya ha puesto sobre la mesa que va a tener consecuencias en el orden político y diplomático. También las va a haber en el orden económico y comercial y puedo asegurar que las va a haber desde el punto de vista energético e industrial".

Soria ha añadido que "España es una gran nación, al margen de cualquier consideración sobre lo que en relación a intereses de España y de empresas españolas pueda hacer eventualmente un Gobierno o una autoridad concreta", "nuestra fortaleza como nación es un hecho objetivo. Después, las cosas en materia económica unas veces van mejor y otras peor y es verdad que España en la actualidad no está en una buena situación económica". "Argentina ha estado en otras ocasiones en una situación negativa desde el punto de vista económico. Quiero recordar que en el año 2001, cuando el famoso corralito", "hubo un especie de aislamiento internacional en relación a Argentina, por lo mal que se habían hecho las cosas". "Y fue España, en el año 2001, quien prestó a la nación argentina 1.000 millones de dólares incluso en contra de las recomendaciones del FMI. Porque una gran nación también se diferencia porque en los momentos en que se necesita que otros sean ayudados puedan serlo". "No digo que España esté solicitando una correspondencia a las autoridades argentinas, pero desde luego, en estos momentos, cuando la economía española tiene dificultades, una hostilidad del tamaño de la que se ha cometido, nacionalizando el mayor grupo industrial y energético que hay en España, no tiene ningún tipo de explicación ni se justifica".

Preguntado por si Argentina puede dar marcha atrás, Soria ha recordado que el presidente de México solicitaba a las autoridades argentinas que rectificaran: "A mí me gustaría mucho como ministro y sobre todo como español, porque una hostilidad de esta naturaleza no tiene ningún tipo de justificación. Ahora bien: teniendo en cuenta las formas, los modos, cuando hemos visto las imágenes de las autoridades argentinas invadiendo la propiedad privada", "uno tiene poco margen para la esperanza".

El ministro ha recordado los argumentos que han puesto sobre la mesa las autoridades argentinas para expropiar YPF: "Dicen que estaban distribuyendo un porcentaje muy elevado de dividendos. Quiero decir que si Repsol estaba distribuyendo un porcentaje tan elevado de dividendos era porque la ley argentina así le obligaba desde el año 2008, cuando el Gobierno argentino sugirió a Repsol que tenía que entrar un socio privado argentino, entró el Grupo Petersen de la familia Eskenazi, con un 25%, con una aportación de capital muy baja en comparación al capital que adquirían pero a cambio de que pudiera ser financiada a futuro con los dividendos que se iban a distribuir hasta un 90%". "Por tanto, la distribución de dividendos era fruto de un mandato legal. En segundo lugar, se ha argumentado el hecho de que Repsol no había estado invirtiendo lo suficiente en prospecciones a futuro: se cae por su propio peso. En primer lugar porque las cifras son contundentes: con una inversión inicial de 15.000 millones de dólares, que fue el precio de adquisición en el año 1999, a lo largo de todo estos años Repsol ha invertido otros 20.000 millones de dólares, hasta 35.000. Fruto de esa inversión en prospecciones e investigaciones se ha encontrado el mayor yacimiento petrolífero de toda la historia de Argentina en Vaca Muerta". "Por tanto, son argumentos muy débiles que no se compadecen con la realidad de los hechos".

José Manuel Soria ha insistido en que "cuando hay una hostilidad de esta naturaleza, un país no puede quedarse de brazos cruzados y por tanto España va a tomar también la iniciativa". "No creo que sea una cuestión de que las empresas españolas teman o no que les pueda ocurrir lo mismo, no es cuestión solo de las empresas españolas. La cuestión relevante es qué seguridad jurídica para cualquier tipo de empresa de cualquier parte del mundo puede ofrecer una autoridad, un Gobierno que entra en la sede de una empres ay anuncia su nacionalización a través de micrófonos por boca de su presidenta. A partir de ayer, me pesa decirlo, porque es un país amigo, Argentina es un lugar menos seguro para invertir, no solo para empresas españolas, para cualquier empresa del mundo. A no ser que estemos pensando que esto es una cuestión exclusivamente contra España. Ahora: si hablamos de la decisión, es doblemente discriminatoria: porque se anuncia una nacionalización del sector de los hidrocarburos y sin embargo la única empresa del mundo que es afectada es la española, Repsol, hay empresas de otros países que no han sido afectadas. Segunda: es una discriminación también en relación al propio accionariado de Repsol YPf en Argentina, donde hay una parte que es Repsol pero hay una parte también argentina  que no se ve afectada por la  decisión".

Por tanto, ha aseverado Soria, "es una decisión que no se ajusta a derecho, ni al derecho argentino ni al derecho internacional, es una decisión arbitraria y doblemente discriminatoria. Pero no por ello quiere decir que pueda no afectar a otras empresas, porque una vez que se ha abierto esa puerta, es difícil de cerrar".

Acerca de cómo puede afectar esta decisión a la economía española, el ministro cree que hay que separar este tema "de una situación económica europea que está afectando gravemente a España y que no olvidemos, España tiene unos desequilibrios en términos de desempleo, de descuelgue de las cuentas públicas, de déficit público, de crecimiento, que el Gobierno está afrontando con las reformas que estamos convencidos que hay que hacer y que nos están pidiendo quienes nos prestan dinero".

Respecto a la reforma energética, Soria, ha asegurado hoy que la reforma energética para reducir los costes de la electricidad y no se incremente el déficit tarifario "estará lista" dentro de unas semanas y que la reforma estará orientada a reducir los costes del sistema eléctrico, con el objetivo de equilibrar los gastos y los ingresos sin necesidad de subir de nuevo la factura de la luz.

Soria ha asegurado que "si no le ponemos freno y remedio a este aumento de aquí a unos años en vez de un problema energético tenemos otro problema en el sector financiero". El ministro considera que "los consumidores no tienen que soportar todo el peso del ajuste", en especial después de haber sufrido un encarecimiento de la tarifa eléctrica del 7 % en abril.

Maite Alcaraz (tertuliana RNE): "Es un expolio, sin ninguna justificación económica, ni política, ni empresarial, es una decisión propia de una dirigente de la escasa talla política de Cristina Kirchner"

En RNE, los tertulianos analizaban la expropiación de YPF por el Gobierno argentino. Para Maite Alcaraz, "es un expolio, sin ninguna justificación económica, ni política, ni empresarial, es una decisión propia de una dirigente de la escasa talla política de Cristina Kirchner, que utiliza estos modos populistas que no tienen por qué responder a ningún tipo de sentido común, ni de decisión consecuente". "Una decisión que afecta a los intereses empresariales y económicos españoles, pero no nos engañemos: tiene un efecto boomerang para la economía argentina que entiendo que la señora Kirchner no ha calculado. Porque al final, todas estas decisiones se toman con un sentido cortoplacista. Porque YPF era caso como si le hubieran arrancado medio corazón a Argentina cuando Repsol y otras compañías extranjeras entraron en su accionariado. Al final, lo que ha hecho la presidenta es apelar a esos instintos básicos, nunca se había enarbolado esa bandera patriótica desde las Malvinas, las Malvinas esa casi lo mismo que YPF, había que recuperarlo. Y ella lo que ha hecho es apelar a esos bajos instintos de los ciudadanos y me parece que se va a arrepentir de una decisión que no es la única que ha tomado, ella tiene varios contenciosos en la Organización Mundial del Comercio con distintos países como EEUU, Brasil, Colombia". "Insisto en que serán los ciudadanos argentinos los que en algún momento se lo reprocharán, porque después de todo este efluvio de patrioterismo, de soberanismo, de 'independencia de esa colonia'", "al final sus propios ciudadanos se lo reprocharán, a no tardar mucho".

Jordi Barbeta (tertuliano RNE): "Lo que está claro es que las consecuencias las van a pagar los argentinos, porque a ver quién se va a atrever a invertir a partir de ahora en Argentina"

El también tertuliano de RNE, Jordi Barbeta, afirmaba que "lo que está claro es que las consecuencias las van a pagar los argentinos, porque a ver quién se va a atrever a invertir a partir de ahora en Argentina. La decisión tiene unas motivaciones de política interna, necesitaba seguramente  la presidenta argentina crearse un enemigo externo y esto generalmente acaba mal. Desde el punto de vita español también haría autocrítica. Cómo es posible que España no tenga la capacidad de disuasión de esta decisión francamente arbitraria e insólita", "también deberíamos ver en qué ha fallado España diplomática, económica y políticamente". "Debería tener España una capacidad de disuasión a ese tipo de acciones".

Carlos Herrera (Onda Cero): "Quien ha expropiado Repsol no es la República Argentina ni los argentinos, es la presidenta Fernández, la presidenta de un país deslumbrante, pero acostumbrado al saqueo permanente de sus dirigentes"

En Onda Cero, comentaban la expropiación de YPF por el Gobierno argentino. Carlos Herrera explicaba que "la verdad es que Cristina se ha tirado al monte, como una cabra, porque está como una cabra. Lo que ha hecho no deja de ser una apuesta a corto plazo del habitual peronismo tóxico, que lleva asolando a Argentina desde toda su historia, desde lo años 40, y con el populismo en este caso ya energético que hace que por unos réditos populares a corto plazo, que esta medida le va a proporcionar, arriesgue el futuro de Argentina espantando inversores. Quien ha expropiado Repsol no es la República Argentina ni los argentinos, es la presidenta Fernández, la presidenta de un país deslumbrante, pero acostumbrado al saqueo permanente de sus dirigentes".

Miguel Ángel Rodríguez (tertuliano Onda Cero): "A Kirchner le da igual en qué situación quede Argentina dentro de 15 años, ella quiere estar en el poder ese tiempo y esto tiene mala pinta"

Miguel Ángel Rodríguez, también en Onda Cero, apuntaba que "el asunto argentino tiene mala pinta porque cuando un Gobierno populista toma una decisión, no lo hace pensando en gráficos aunque tengan forma de trompa, lo hace pensando en sus propios intereses. Y a Kirchner le da igual en qué situación quede Argentina dentro de 15 años, ella quiere estar en el poder ese tiempo y esto tiene mala pinta".

Paco Rosell (tertuliano Onda Cero): "Me parece fundamental que España mueva todos los resortes que haya que mover para que la presión sobre Argentina evite otros males mayores"

El también tertuliano de Onda Cero Paco Rosell señalaba que "tenemos las manos atadas en la espalda. Hay muchas piezas en el tablero cuya supervivencia va a depender mucho de las reacciones que haya, pero me parece fundamental que España mueva todos los resortes que haya que mover para que la presión sobre Argentina evite otros males mayores. Porque me parece que lo de Repsol-YPF no va a tener ninguna solución".

Arcadi Espada (tertuliano Onda Cero): "Robo pura y simplemente"

Arcadi Espada, en la misma emisora, destacaba dos protagonistas graves de este asunto: "El presidente Obama, del cual se espera una reacción todavía, y de la UE". "Robo pura y simplemente".

José Ángel Gutiérrez
[email protected]