• Ni uno sólo de los candidatos ha sido admitido. Y no por falta de capacitación sino porque no quieren líos. La fama del Sepla traspasa fronteras.
  • Mientras tanto, Antonio Vázquez afronta su mayor reto: prepara una fortísima reducción de plantilla en Iberia.
  • Y mientras, el Sepla pretende ponerse al frente de las protestas que preparan los sindicatos de tierra.
  • La mejor noticia: la marcha de Iberia Express, pero el laudo pone límites a su crecimiento.

Emirates Airlines realizó una mega convocatoria para cubrir plazas de pilotos. Dado el actual estado de la profesión y del sector, los candidatos fueron muchos. Pues bien, ni uno sólo de los pilotos de Iberia que se presentaron ha sido admitido.

Y no por falta de capacitación técnica sino por un secreto a voces: la fama del Sepla Iberia como un sindicato capaz de cargarse una compañía con sus huelgas absurdas ha traspasado fronteras. Y los márgenes en el sector continúan reduciéndose.

Y esto ocurre cuando la compañía que preside Antonio Vázquez (en la imagen) atraviesa su momento más delicado. Con pérdidas superiores a 1,5 millones de euros diarios, sus socios de British en IAG -una fusión pero dos compañías- han dicho basta. Vázquez prepara una fortísima reducción de plantilla que, ya lo sabe todo el mundo, se va a encontrar con la lógica oposición del personal de Tierra (más de 18.000 personas) que no están dispuestos a pagar los platos rotos sea por el Sepla o por la dirección (y hay opiniones para todos los gustos entre los sindicatos de tierra, aunque proliferan los que abominan de sus compañeros del Sepla y están arrepentidos de la fusión con British).

Lo cierto es que Vázquez prepara una fortísima reducción de plantilla que podía alcanzar al 20%, combinado con mayor productividad. Los sindicatos de tierra ya han advertido que están a dispuestos a negociar más horas de trabajo pero no reducción de plantilla.

Y en este ambiente la mejor noticia es la buena marcha de Iberia Express, aunque el laudo arbitral -denunciado por la compañía y ahora en los tribunales- paralice por el momento su crecimiento.

Miriam Prat

[email protected]