• La presidenta de Hispasat y ex secretaria de Comercio con Aznar emplea cifras incomparables para exigir moderación salarial.
  • Recuerden que Pisonero está en el Círculo de Empresarios, que es partidario de cargarse el SMI.
  • Sobre Hispasat: en 2015 estará listo el primer satélite desarrollado en la nueva plataforma de la compañía.
  • Brasil ha pasado a ser su mercado principal, por delante de España.

Recordemos dos hechos recientes para poner en contexto lo dicho este jueves por la presidenta de Hispasat y directora del Proyecto de la Empresa Mediana Española, del Círculo de Empresarios, Elena Pisonero (en la imagen). Primer hecho: las declaraciones que realizó Mónica Oriol, presidenta del Círculo de Empresarios, el pasado 24 de abril en las que pedía suprimir el salario mínimo interprofesional (SMI) a las personas sin formación.

Segundo hecho, más reciente: los suizos rechazaron, el pasado domingo 18 de mayo, aumentar el salario mínimo que se paga en el país, hasta los 3.270 euros mensuales.

Pues bien, Pisonero ha insistido este jueves que no se debe subir el salario mínimo en España y, lo que es peor,  ha puesto como ejemplo a Suiza: "Hasta los propios suizos han decidido no subirse el Salario Mínimo Interprofesional", ha afirmado. A ver si nos entendemos, doña Elena. El salario mínimo en el país helvético es de 2.434 euros mensuales y lo que han rechazado es subirlo hasta los 3.270 euros. Sería el SMI más alto del mundo. Comparar esas cifras con los 752,85 euros de España no parece muy acertado.

Durante su intervención en un desayuno organizado por Nueva Economía Forum, la que fuera secretaria de Estado de Comercio con Aznar, ha anunciado que en 2015 se lanzará el primer satélite desarrollado en la nueva plataforma de Hispasat. El 'AG1', que así se llama el satélite, también será operado por Hispasat.

Pisonero ha explicado que, como ocurre en otros sectores, el de satélites camina hacia la concentración de grandes grupos. La intención de Hispasat es la de participar en ese mercado y ser un "jugador global", aunque se trate de la octava o novena empresa del sector en el mundo.

Algo tiene claro Pisonero: el mercado iberoamericano es fundamental para el futuro de la compañía y en él concentrarán buena parte de la estrategia de crecimiento. No en vano, Brasil ya ha adelantado a España como mercado principal del grupo. Posición que se ha reforzado enormemente con la celebración del Mundial de Fútbol.

Pablo Ferrer

[email protected]