Hernando (PP) recuerda que Rubalcaba le dijo a Floriano que "escuchaba todo lo que decía y que sabía todo lo que hacía..."Parece que al líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, le ha caído el que podría ser su particular 'Watergate'. Como se sabe, según informaciones difundidas por algunos medios como La Gaceta y El Mundo, en tiempos de Rubalcaba como ministro de Interior hubo un supuesto espionaje al PP por parte de una trama corrupta del Ministerio.

Este miércoles, el portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha dicho que la supuesta trama de espionaje del Gobierno socialista al PP tiene el "sello de Rubalcaba" porque como exministro del Interior cuenta con "antecedentes ciertamente turbios" en otras actuaciones policiales como el "caso Faisán".

Hernando ha recordado que cuando la secretaria general de su partido, María Dolores de Cospedal, denunció que se les estaba espiando en 2009 "el entonces locuaz y ahora silente" Pérez Rubalcaba dijo que "no estaba en sus cabales". Poco después el exministro del Interior sostuvo en los pasillos del Congreso al hoy secretario de Comunicación del PP, Carlos Floriano, que "escuchaba todo lo que decía y que sabía todo lo que hacía...".

Recordemos que este miércoles ha publicado La Gaceta que Rubalcaba adjudicó a dedo 800.000 euros a Interligare. El directivo Luis Luengo visó la ayuda a la consultora en la que trabajaba su hija. La principal accionista fue candidata el PP a la alcaldía de Aranjuez.

Y que, según El Mundo, la Fiscalía está decidida a pedir al Juzgado de Instrucción número 3 de Aranjuez que impulse la investigación de la presunta trama corrupta que habría beneficiado a la empresa Interligare desde el Ministerio del Interior cuando lo ocupaba Alfredo Pérez Rubalcaba ejecutando las diligencias de prueba que propone la Brigada de Delincuencia Económica en su informe. La investigación judicial se encuentra paralizada desde febrero cuando la juez Cristina García se inhibió del caso, en contra de la opinión del Ministerio Fiscal, que incluso ha recurrido la decisión a la Audiencia Provincial de Madrid.

Además, Interligare tuvo a su disposición el complejo policial de Canillas. Los directivos de esta empresa privada manejaron durante tres meses "información sensible" de bases policiales, informaba también El Mundo.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]