• Además, el régimen ilegaliza el partido Voluntad Popular, fundado por Leopoldo López, preso político.
  • Otras figuras de la oposición, como Henrique Capriles, están inhabilitadas para competir: todo muy democrático.
  • La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) todavía discute si participa en las elecciones, inesperadas, del 30 de abril.
El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela -organismo controlado por el régimen chavista- dijo el jueves que impedirá a la coalición de partidos de oposición postularse a través de una tarjeta unitaria en las elecciones de este año, lo que complica la inscripción de un candidato único que enfrente al presidente- dictador Nicolás Maduro en su búsqueda de la reelección, informa Reuters. La decisión imposibilita a la oposición a ir unida en los sufragios presidenciales convocados por la chavista Asamblea Nacional Constituyente antes del 30 de abril. El anuncio ocurre unas horas después de que Tania D' Amelio, rectora del Poder Electoral, informara de la ilegalización de los partidos Voluntad Popular, fundado por Leopoldo López (en la imagen), y Puente por no "atender" al proceso de renovación convocado por la autoridad comicial. "Al no atender la convocatoria de renovación de partidos hecha por el CNE automáticamente decidieron cancelar sus partidos al no cumplir con los requisitos de ley", ha explicado, añade El País. Voluntad Popular es uno de los cuatro partidos más grandes de la MUD y había anunciado que no volvería a renovar su nombre ante al CNE. Fue fundado por Leopoldo López hace seis años, tiene una nutrida fracción parlamentaria y ha conquistado varias alcaldías fundamentales. A él pertenecen varias figuras conocidas de la oposición, entre ellos Freddy Guevara, Luis Florido y Carlos Vechio. Parte importante de su dirigencia nacional está en prisión, como el propio López, asilada en embajadas o en el exilio. Se trata de un golpe más a la desmoralizada alianza de partidos opositores, conocida como la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que todavía discute si participar en las votaciones que convocó inesperadamente esta semana la Asamblea Nacional Constituyente para antes del 30 de abril. Las figuras más populares de la oposición, como Leopoldo López y Henrique Capriles, están inhabilitados para competir en los comicios a los que Maduro parece llegar con ventaja en medio de las divisiones de la oposición, pese a su baja popularidad tras agravarse la crisis económica. Los adversarios de Maduro cuestionaron la decisión de la corte y advirtieron que es otra prueba de las pocas garantías que existen en el país para acudir a una contienda electoral. Varios países de la región, entre ellos Estados Unidos, condenaron la convocatoria de elecciones adelantadas en los últimos días y aseguraron que desconocerán el resultado de esa votación. "La sentencia de la Sala Constitucional en contra de la MUD demuestra que son magistrados alquilados por la estrategia electoral del gobierno", dijo Omar Barboza, el presidente del Congreso controlado por la oposición. José Ángel Gutiérrez [email protected]