• La CE considera que el crecimiento será del 2,3% este año, dos décimas por debajo de lo calculado por el Gobierno, y que el déficit quedará en el 3,3%, dos décimas por encima del 3,1% pactado.
  • Esta diferencia exigiría un ajuste extra de unos 2.000 millones.
  • ¿De dónde va a salir el dinero para ese ajuste: del recorte de gastos o de subir otra vez impuestos?
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los presidentes de las comunidades autónomas se comprometieron ayer a cerrar durante 2017 un nuevo sistema de financiación. A tal fin, se creará una "comisión de expertos" en el plazo de un mes con el objetivo de que las comunidades alcancen "el máximo consenso" a lo largo de este año para cambiar el modelo actual. El acuerdo establece que la comisión estará integrada por expertos propuestos tanto por el Estado como por las comunidades autónomas y empezará a trabajar de "forma inmediata". El nuevo modelo estará basado en los principios de "solidaridad, suficiencia, equidad, transparencia, corresponsabilidad fiscal y garantía de acceso de los ciudadanos a los servicios públicos" en función de su coste. En el transcurso de la reunión, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, advirtió a los presidentes autonómicos de que los niveles de recaudación actuales no son los de antes de la crisis y, de hecho, señaló que desde 2007 los ingresos han caído en más de 20.000 millones de euros y los gastos han aumentado en 40.000. Y es ahí donde entra el dictamen de la Comisión Europea sobre el presupuesto para 2017 que le envió el Gobierno español a finales del año pasado. En opinión de la CE, "cumple en líneas generales con las disposiciones del Pacto de Estabilidad", aunque discrepa de algunas de las estimaciones del Ejecutivo. Así, considera que el crecimiento será del 2,3% este año, dos décimas por debajo de lo calculado por el Gobierno, y que el déficit quedará en el 3,3%, dos décimas por encima del 3,1% pactado. Esta diferencia exigiría un ajuste de unos 2.000 millones. Bruselas cree que "España logrará el esfuerzo estructural requerido tanto en 2017 como en el acumulado de 2016 y 2017", pero estima que el efecto de las subidas impositivas en la recaudación será menor de lo que los ministerios de Economía y de Hacienda calculan. "Las discrepancias con respecto a los objetivos del borrador presupuestario actualizado reflejan un escenario menos optimista y un menor impacto de las medidas fiscales", señala la Comisión, que "invita" a las autoridades españolas a "estar preparadas para tomar medidas adicionales en caso de que la evolución de las cuentas indique un aumento del riesgo de no cumplir con los requerimientos del Consejo". "España tiene un buen comportamiento económico e invitamos a las autoridades a que continúen corrigiendo el déficit excesivo e implementando reformas estructurales decisivas", dijo ayer desde Estrasburgo el vicepresidente de la Comisión Valdis Dombrovskis. Así que, si por un lado gastamos mas y recaudamos menos –Rajoy dixit- y por otro Bruselas insta a corregir el déficit excesivo, es decir, que no sea del 3,3% sino del 3,1%, ¿de dónde va a salir el dinero? ¿Realmente las autonomías se van a ajustar el cinturón en un nuevo modelo de financiación o van a volver a exprimir a los ciudadanos? Andrés Velázquez [email protected]