• La Moncloa convoca a los fotógrafos y cámaras para la Comisión de Subsecretarios que ella preside.
  • Es el puesto de mayor poder (junto al CNI) de la vicepresidenta.
  • Para ella, y muy a gusto, se han terminado las vacaciones.
  • Y es que a Mariano no le agrada trabajar demasiado. Es agotador.
  • Mientras, Soraya vive para conspirar. Las horas que haga falta.
A primeras horas de la tarde del martes 22, la vicepresidenta del Gobierno convocaba a cámaras y fotógrafos para la reunión de la Comisión de Secretarios de Estado y subsecretarios que se llevará a cabo en La Moncloa el miércoles. Nada de preguntas, que pueden meterse en un lío. Ahora, Soraya realiza la entrevista para la TV pública RTVE desde su despacho, con un primer plano inmóvil y convoca a los gráficos sin redactores y sin riesgos. Una convocatoria extraordinaria a los medios -insisto sólo gráficos- porque la vicepresidenta Soraya y su asesora principal, María Pico (más conocida como 'La Caracoles') han decidido aprovechar el 17-A para relanzar la figura de la vicepresidenta. Recuerden: a Rajoy no le agrada trabajar en exceso pero a Soraya le encanta: su vida es conspirar. Por eso no puede prescindir de ella a pesar de sus muchos intentos de traición: porque Mariano es muy vago. Se niega a interrumpir sus vacaciones o al menos, su trabajo a medio gas, mientras que Soraya ya ha dado por finiquitadas sus vacaciones y bien a gusto que lo ha hecho. No olvidemos, además, que presidir la Comisión de Subsecretarios (la otra, la Comisión delegada Asuntos Económicos, se la reserva Rajoy) constituye, junto al control del CNI, el mayor poder de la número dos del Ejecutivo. Ni Dolores de Cospedal ha sido capaz de arrebatarle esa condición a la vice. Y eso que es ministra de Defensa. Eulogio López [email protected]