• Por primera vez, la esposa del presidente saliente se pronuncia contra el electo: "Ahora sabemos qué se siente al no tener esperanza".
  • En el Colegio Electoral, un grupo alineado con la candidata demócrata, Hillary Clinton, presionará a los compromisarios de Trump para que no le voten.
  • Y encima, cuatro senadores estadounidenses piden un comité de investigación de ciberataques rusos.
En EEUU, el Colegio Electoral, que elige al presidente estadounidense según los resultados de los comicios presidenciales en cada Estado, se reúne este lunes para certificar la victoria del republicano Donald Trump, que algunos quieren frustrar in extremis pidiendo a los compromisarios que cambien el voto, informa Efe. Aunque las sorpresas son improbables, ésta será la reunión del Colegio Electoral más tensa que se recuerda, con un grupo alineado con la candidata demócrata, Hillary Clinton, que presionará a los compromisarios de Trump para que le den la espalda. En ese contexto, la primera dama Michelle Obama (en la imagen), en su última entrevista en la Casa Blanca, transmitida en 'CBS This Morning', reflexionó sobre el legado de esperanza de su esposo. La entrevistadora le preguntó a Michelle Obama si pensaba que la administración de su esposo había logrado su promesa de campaña de dar esperanza. "Sí, lo creo, porque ahora sentimos la diferencia. Ve, ahora sabemos qué se siente al no tener esperanza", dijo la señora Obama. "La esperanza es necesaria. Es un concepto necesario". Vamos, que según Michelle, ahora, con Trump, no hay esperanza… Y es la primera vez que la esposa del presidente saliente se mete en política y llega a presidenta en un memorial del proyecto Hillary Clinton: ya saben, de primera dama a primera autoridad de la nación. Y por si eso fuera poco, dos senadores republicanos y dos demócratas han pedido este domingo en una carta la creación de una comisión de investigación por los ciberataques rusos con la supuesta intención de interferir en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre, informan agencias. Los senadores republicanos John McCain y Lindsey Graham, así como los demócratas Jack Reed y Charles Schumer, han apoyado la creación de un comité especial en el Congreso que investigue los ataques cibernéticos que se infiltraron en las comunicaciones del Comité Nacional Demócrata (DNC). Todo ello forma parte del intento de 'golpe de Estado civil' contra el presidente electo Donald Trump. Lo nunca visto, hasta ahora, en los EEUU. Andrés Velázquez [email protected]