• Las fuerzas de seguridad han cotejado sus huellas dactilares y han distribuido su foto para tratar de localizarle.
  • Las autoridades turcas han puesto bajo custodia policial a la familia del presunto autor del atentado.
  • Caso informativo. Pero los propios medios turcos están confundiendo a la población.
La policía turca ha lanzado un importante operativo en varios puntos de Estambul en busca del supuesto terrorista que atacó en Nochevieja el club 'Reina', donde murieron 39 personas. Se trataría, según la cadena de televisión pública, de un hombre de 28 años y natural de Kirguizistán (en la imagen). Doce personas han sido detenidas en una redada y la caza del hombre continúa, informan agencias. La televisión pública turca TRT ha eliminado de su página web la noticia en la que revelaba la supuesta identidad del autor del ataque armado, aunque hasta el momento nadie ha desmentido la información. Las autoridades turcas han impuesto un bloqueo informativo -que todavía mantienen- poco después de producirse el atentado. Los medios turcos habían adelantado esta mañana que la policía ya tenía la identidad del atacante, aunque no se había hecho pública. Las fuerzas de seguridad han cotejado sus huellas dactilares y han distribuido su foto (en la imagen) para tratar de localizarle, incluida una autofoto que él mismo subió a una red social caminando por la plaza Taksim, en el centro de Estambul. Según informan este martes medios turcos, las autoridades han puesto bajo custodia policial a la familia del presunto autor del atentado. "La policía sabe la identidad del atacante y su familia está en custodia policial", indica el diario Hürriyet. Según el rotativo, las investigaciones apuntan a que el terrorista llegó desde Siria a Turquía, estableciéndose en noviembre de 2016 en la ciudad de Konya, en el centro del país, acompañado de su mujer y dos hijos. Sin embargo, el Cumhuriyet asegura que ha hablado con la esposa del atacante y que éste proviene de Kirguizistán. Eso sí, todo esto en pleno caos informativo. Los propios medios turcos están confundiendo a la población, con informaciones contradictorias  y cambiantes. En este sentido, los turcos están haciendo buenos a los alemanes, que también confundieron al autor del atentado contra un mercadillo navideño. Andrés Velázquez [email protected]