India: dos arrestados por el ataque a una sala de oración en OrissaProsiguen los ataques a los cristianos y a lo cristiano en el mundo. En Sri Lanka, por ejemplo, un pastor protestante cristiano y su esposa fueron atacados y arrastrados fuera de casa por una turba encabezada por monjes budistas que les ordenaba detener las actividades y servicios de adoración cristiana. El ataque se produjo en Asgiriya, en el distrito de Kandy, en el centro de la isla. La multitud de más de 250 personas, encabezadas por una docena de monjes de la organización extremista budista 'Bodu Bala Sena' irrumpió en la casa de la pareja. Ambos fueron golpeados y maltratados, insultados y definidos como "traidores" y amenazados, cuenta la agencia Fides.

Además, según la misma agencia vaticana, también en Sri Lanka dos iglesias y un centro de oración cristianos fueron atacados el pasado mes de enero por una multitud de budistas, que afirmaban que los edificios eran construcciones ilegales y que estaban destinados a hacer proselitismo. Después de estos episodios, se celebró una multitudinaria marcha por la paz y la libertad religiosa en la capital, Colombo. En Sri Lanka, de una población con más del 70% budistas, los cristianos son el 6,1%, los musulmanes el 9,7% y los hindúes el 12,6%  

Y, en la India, dos personas han sido detenidas después de un ataque a una sala de oración cristiana en construcción en Orissa. Después de este episodio, que ha despertado la pesadilla de los ataques anticristianos, el gobierno de Orissa ha desplegado 70 oficiales de la policía en el pueblo de Pradhanpada, en el distrito de Kandhamal, en Orissa. El ataque ha tenido lugar el 6 de marzo por un grupo de fundamentalistas hindúes, informa también la Agencia Fides.

En el incidente, los fundamentalistas han atacado a la estructura en construcción por hostilidad hacia la fe cristiana y acusando a las familias cristianas que se ocupan de la construcción de querer hacer "proselitismo". Tras la denuncia presentada por los cristianos, algunos líderes de la administración del distrito, organizaciones de la sociedad civil y comunidades religiosas locales están trabajando para lograr una solución amistosa del asunto.

Fuentes de Fides afirman que en el distrito de Kandhamal la tensión permanece en la sociedad y los fieles siguen viviendo en un estado de miedo. El distrito fue el escenario de las masacres contra los cristianos del 2008, que causaron 100 muertos y más de 50 mil personas desplazadas. A varios años de distancia de la violencia extremista, muchos del los perpetradores permanecen libres, mientras que continúa la discriminación contra las personas que han regresado a sus casas, ante la inacción del gobierno y de la policía.     

Urgen oraciones por los cristianos perseguidos por su fe en Cristo.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]