• Y Rubalcaba se presta a la farsa y califica de "deslealtad" que EEUU hubiera espiado.
  • El presidente anuncia que el director del CNI, Félix Sanz, informará en el Congreso sobre el supuesto espionaje de EEUU.
Hoy miércoles se ha celebrado pleno en el Congreso para informar de la cumbre europea de la pasada semana. Pero han salido otros temas. Por ejemplo, el de tanta actualidad como el espionaje de EEUU a España. 

Pues bien: el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que el director del CNI, Félix Sanz Roldán (en la imagen), comparecerá en la Comisión de Secretos del Congreso para explicar cualquier cuestión relacionada con el supuesto espionaje de EEUU a diferentes países europeos entre los que se encontraría España.

Y es que, según Rajoy, el Ejecutivo "se toma muy en serio" las informaciones aparecidas en los medios de comunicación "sobre las  posibles actividades en España". De hecho, ha dicho que el pasado lunes ya trasladaron al embajador de EEUU en España, James Costos, la "inquietud" del Gobierno por esas informaciones que apuntan "algunos actos que, de ser ciertos, resultarían inapropiados e inaceptables entre socios y amigos".

Todo un paripé de cara a la opinión pública, pues todo el mundo sabe que todo el mundo espía a todo el mundo. Y España también, como hoy destacaba una información de El País: el director de la NSA, la principal agencia de inteligencia de EE UU, Keith Alexander, aseguró ayer ante el comité de inteligencia de la Cámara de Representantes que el espionaje masivo que ha provocado el rechazo de los Gobiernos de España y Francia fue realizado por los servicios secretos de estos dos países y, además, fuera de sus fronteras.

E incluso España intercambia informaciones sensibles con otros países aliados y ayuda a estos a espiar, como publica hoy miércoles El Mundo: los servicios de Inteligencia españoles (CNI) no sólo conocían el trabajo de la NSA, sino que además le facilitaban sus tareas, según varios documentos filtrados por Edward Snowden.

Los documentos de Snowden muestran cómo los servicios secretos estadounidenses cuentan con la colaboración de diferentes países, entre ellos España, para tener acceso a "la información de Inteligencia, incluyendo los metadatos".

A esta farsa se ha sumado hoy, el líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha apoyado la comparecencia del director del CNI y ha incidido en que el debate debe centrarse en la pérdida de confianza entre los servicios de inteligencia de los países, cuya misión esencial debe orientarse a compartir la información, un hecho que ha calificado de "fundamental".

Según el secretario general de los socialistas, "compartir información implica confianza mutua" y eso es lo que se ha puesto en riesgo con el supuesto espionaje.

El resto de grupos de la oposición también han continuado el teatrillo. El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha exigido que se pidan explicaciones a EEUU y se condene su actitud. "Es una cuestión grave si afecta a los derechos de las personas", ha añadido el líder catalán.

En esta línea, también ha incidido el portavoz de la Izquierda Plural, Cayo Lara, que ha acusado a la Unión Europea de actuar de forma "servil" con EEUU.

Andrés Velázquez
[email protected]