El fraude fiscal y los problemas medioambientales por el lanzamiento de bloques de hormigón siguen siendo analizados por BruselasPalo de la Comisión Europea al alcalde británico de Gibraltar, Fabián Picardo. La CE ha dictaminado este viernes que España no ha infringido las normas de la Unión Europea -en contra de la opinión de Picardo- al endurecer los controles fronterizos en Gibraltar desde el verano tras el conflicto con las autoridades del Peñón por el lanzamiento de bloques de hormigón en la bahía de Algeciras.

El dictamen de Bruselas, que incluye una serie de recomendaciones tanto para España como para Reino Unido, es el resultado de la misión de expertos que el Ejecutivo comunitario envió a Gibraltar el pasado 25 de septiembre.

"Sobre la base de sus observaciones durante esta visita técnica y la información aportada por las dos autoridades, la Comisión no ha encontrado pruebas para concluir que los controles sobre personas y mercancías, tal como han sido practicados por las autoridades españolas en el paso fronterizo de La Línea de la Concepción, han infringido las disposiciones del derecho de la Unión en esta materia", ha afirmado el Ejecutivo comunitario.

Eso sí, afirma que "la gestión de este paso fronterizo, no obstante, constituye un reto, habida cuenta de los fuertes volúmenes del tráfico en un espacio relativamente reducido y el aumento de la introducción de tabaco de contrabando en España. La Comisión considera que las autoridades de ambos lados deberían tomar medidas ulteriores para hacer frente mejor a estos retos y formula tres recomendaciones a ambos Estados miembros", señala el informe.

Dicha misión a Gibraltar de septiembre no abordó las cuestiones contra el fraude fiscal ni tampoco los problemas medioambientales por el lanzamiento de bloques de hormigón. Estos últimos están siendo examinados aparte por Bruselas a raíz de una queja formal presentada por España.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]