Los afectados habían rechazado ofertas de empleo o había incumplido los requisitos fijados para su mantenimiento

El Ministerio de Empleo se ha tomado muy en serio la persecución del fraude a la Seguridad Social. El número de prestaciones retiradas ha sido un 14,8% superior al del año pasado. El Estado se ha ahorrado 915 millones de euros, 119 millones más que en 2012.

Desde la puesta en marcha del Plan de lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social en abril de 2012, el Estado se ha ahorrado 3.160,7 millones de euros.

En una carta abierta, la ministra Fátima Báñez anima este lunes a los ciudadanos para que denuncien las conductas fraudulentas e insolidarias, a través de la web del ministerio.

Sin duda, perseguir el fraude está bien, pero seguro que habría menos fraude si se bajaran las cotizaciones y se subiera el salario mínimo.

Pablo Ferrer

[email protected]