• El vicepresidente de la CE Joaquín Almunia explica que otros representantes de la UE le preguntan mucho por este tema "con cara seria, de búsqueda de vías para que se encauce".
  • Luego, la portavoz del Ejecutivo comunitario, Pia Ahrenkilde, ha confirmado las declaraciones del comisario de competencia.
  • El Gobierno insiste por boca de Soria en que está dispuesto al diálogo pero "en el marco de la Constitución".
Lo que más le preocupa al presidente de la comunidad autónoma catalana, Artur Mas, en relación con esa deriva nacionalista e independentista que ha emprendido es la posibilidad de que una Cataluña independiente se convierta en un Estado fuera de la Unión Europea.

Pues bien, esta mañana, el vicepresidente de la CE y comisario de Competencia, Joaquín Almunia (en la imagen), se ha mostrado tajante sobre el futuro de Cataluña en la UE si se independiza de España, y le ha dado donde le más le duele a Mas: "La parte segregada no es miembro de la UE". Almunia ha explicado que otros representantes de la UE le preguntan mucho por este tema "con cara seria, de búsqueda de vías para que se encauce" lo que ha definido como desencuentro político grande.

Pero es que, después, la portavoz del Ejecutivo comunitario, Pia Ahrenkilde, que ha confirmado las declaraciones del comisario de competencia, Joaquín Almunia, cuando ha asegurado que "un Estado independiente se convertiría, por el hecho de su independencia, en un país tercero respecto a la Unión y desde el momento de la independencia no se aplicarían los Tratados en su territorio". "Lo que nuestro vicepresidente Almunia ha dicho se ajusta perfectamente a nuestra línea, que es que si un territorio de un Estado miembro deja de formar parte de ese Estado porque se convierte en un nuevo territorio independiente, los Tratados ya no se le aplican", ha proseguido.

Si una Cataluña independiente desea ser miembro de la UE debería pedir su adhesión, cuya aprobación requiere el voto unánime de todos los Estados miembros. "Cualquier Estado europeo que respete los principios que se establecen en el artículo 2 del Tratado de la UE, puede pedir formar parte de nuestra Unión", ha indicado la portavoz, que ha agregado que estos son los principios del derecho comunitario y "no prejuzgan ninguna situación hipotética".

Por su parte, en declaraciones a Antena 3, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha asegurado de manera tajante que el Gobierno está dispuesto a dialogar "en el marco de la Constitución" sobre la situación de Cataluña y que "no es correcta" la interpretación de que se abre la puerta a permitir la consulta soberanista. Para Soria, el presidente del Gobierno ha sido "suficientemente contundente" como para "despejar cualquier atisbo de duda a que pueda hacerse nada que esté al margen del marco constitucional y de la ley".

Andrés Velázquez
[email protected]