• El líder de la banda está considerado por Interpol como uno de los delincuentes más peligrosos de Europa, con detenciones por homicidio, extorsión, robo con violencia, tráfico de drogas y falsificaciones.
  • Esperemos que el fiscal actúe y pida prisión para estos delincuentes.  
La Guardia Civil, en el marco de la Operación Papopa, ha detenido a cinco personas pertenecientes a un grupo dedicado a la comisión de secuestros exprés y robos con violencia e intimidación en domicilios.

Los cinco detenidos tienen edades comprendidas entre  28 y 55 años, cuatro varones y una mujer, todos ellos de nacionalidad rumana, tres de ellos con domicilio en la localidad albacetense de La Gineta y otros dos en la zona del levante. Se les acusa de los delitos de tenencia ilícita de armas, robo con violencia en las personas, falsificación de documentos, usurpación de identidad, contra la salud pública (tenencia de estupefacientes). Enhorabuena a la Guardia Civil.

El líder del grupo está considerado por Interpol como uno de los delincuentes más peligrosos de Europa y se hallaba reclamado por diferentes juzgados nacionales, así como por varias órdenes internacionales. Posee un amplio historial delictivo también en Grecia, Austria, Holanda, Italia o su natal Rumanía, donde le constan detenciones por homicidio, extorsión, robo con violencia, tráfico de drogas y falsificaciones.

El plazo máximo de detención provisional de delincuentes para cogerles declaración, etc, es tres días. Cuando pasen esos tres días, el juez decidirá si se les manda a prisión o no. Pero para poder mandarlos a prisión, lo tiene que pedir el fiscal. Por tanto, ahora solo queda que el fiscal pida prisión para todos estos individuos y no queden en libertad, como tantas veces hemos visto con otros delincuentes. En este caso, todo parece indicar que el fiscal sí lo hará, por tratarse de delincuentes que actúan contra personas.

Una circular de un ex fiscal general del Estado -no del actual fiscal general, sino otro- estableció que si los delincuentes detenidos no habían atentado contra personas (delitos de violencia o intimidación a personas) sino contra cosas, se les podía soltar. Desde esa circular, en muchas ocasiones los fiscales no piden prisión provisional para esos delincuentes.

De ahí, los muchos casos que vemos de grupos de butroneros, por ejemplo, que roban, son detenidos y puestos otra vez en libertad.

¿Podría el actual fiscal general del Estado anular esa circular y enviar a los ladrones, y encima reincidentes, a la cárcel

José Ángel Gutiérrez

[email protected]