• Y, según la EPA, hay 622.700 desempleados más que dos años antes ( 11,8%).
  • Tasa de paro: al inicio de 2012 era del 22,85%; dos años después se ha situado en el 26,03%, según la EPA.
  • En estos dos años, la cifra de afiliados medios a la Seguridad Social se ha reducido en 769.627 personas, un 4,5%.
  • El número de afiliados extranjeros se ha reducido en este periodo en 175.365 cotizantes (-10,4%).
  • Salarios: mientras 2011 se cerró con una subida salarial media del 1,98%, en 2013 los salarios han crecido una media del 0,57%.
  • Según Adecco, la reforma laboral ha permitido a las grandes empresas bajadas medias de sueldo del 10%.
  • Pero el Ejecutivo defiende que su reforma laboral ha ayudado a frenar la destrucción de puestos de trabajo y ha permitido bajar los sueldos. 
  • Y la ATA destaca que la reforma laboral ha permitido a los autónomos crear más de 25.600 empleos. 

La última reforma laboral, en vigor desde el 12 de febrero de 2012, ha cumplido este miércoles su segundo aniversario.

Europa Press ha realizado un balance de estos dos años. A cierre de enero de 2012, apenas unos días antes de que la reforma laboral iniciara su andadura, había 4.599.829 desempleados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo. Dos años después, los registros del antiguo Inem contabilizaban 4.814.435 parados, lo que supone 214.606 parados más ( 4,6%).

Asimismo, en estos dos años, la cifra de afiliados medios a la Seguridad Social se ha reducido en 769.627 personas, un 4,5%, hasta situarse en 16.176.610 cotizantes al finalizar enero de 2014. Por su parte, el número de afiliados extranjeros se ha reducido en este periodo en 175.365 cotizantes (-10,4%), lo que ha situado el total de inmigrantes inscritos en la Seguridad Social en 1.514.821 afiliados, su cifra más baja en años.

Según los datos que ofrece trimestralmente la Encuesta de Población Activa (EPA), cuando arrancó la reforma laboral, el número de desempleados EPA era de 5.273.600 personas (dato correspondiente al cuarto trimestre de 2011). En el mismo trimestre de 2013, la cifra de parados ha alcanzado los 5.896.300, esto es, 622.700 desempleados más que dos años antes ( 11,8%).

La tasa de paro existente al inicio de 2012 era del 22,85%, según la EPA. Dos años después se ha situado en el 26,03%, es decir, 3,18 puntos por encima. Asimismo, entre el cuarto trimestre de 2011 y el mismo trimestre de 2013, la economía española destruyó 1.049.300 empleos, un 5,9%, hasta situarse el número de ocupados en 16.758.200.

Ante todos estos datos el Ejecutivo defiende que su reforma laboral ha ayudado a frenar la destrucción de puestos de trabajo. En un informe elaborado al año de cumplirse la reforma laboral, el Gobierno concluía que la reforma logró evitar la destrucción de 225.800 empleos en su primer año de aplicación. "La reforma ha logrado contener la destrucción del empleo, aumentar la flexibilidad y reducir la dualidad. Está cumpliendo con sus objetivos iniciales", dijo entonces la ministra del ramo, Fátima Báñez.

En materia salarial, donde el Ejecutivo observa un impacto positivo de la reforma laboral, se aprecia una moderación notable de los sueldos pactados en convenio durante los dos últimos años. Así, mientras que 2011 se cerró con una subida salarial media del 1,98%, en 2013 los salarios han crecido una media del 0,57%.

El Gobierno señala que en la moderación de los salarios ha tenido mucho que ver la reforma laboral al introducir una mayor flexibilidad en la negociación colectiva, facilitando entre otras cosas los descuelgues de convenios y la modificación de las condiciones laborales.

De hecho, según la tercera entrega del Observatorio de Seguimiento de la Reforma Laboral, que elaboran la Fundación Sagardoy, el Club de la Excelencia en Sostenibilidad y Adecco, la reforma laboral ha permitido a las grandes empresas bajadas medias de sueldo del 10%.

El único dato positivo lo ha dado el presidente de la organización de autónomos ATA, Lorenzo Amor, quien ha destacado que la reforma laboral ha permitido elevar el número de trabajadores autónomos y de los asalariados que éstos contratan. Así, entre marzo de 2012 y diciembre de 2013, el número de trabajadores autónomos inscritos en la Seguridad Social se ha incrementado en 7.868 personas, un 0,3%, mientras que los asalariados contratados por éstos han aumentado en 25.616 personas, hasta sumar 771.300.

A la vista de todos estos datos, la reforma laboral no parece que haya sido tan eficaz: no se ha creado empleo y se han bajado los salarios. Enhorabuena al gobierno del PP.

Andrés Velázquez
[email protected]