La ONG Save the Children, a través de las entrevistas de varios niños, hizo unas preguntas que nadie había hecho antes a los principales líderes de los partidos políticos que se presentaron a las elecciones generales del pasado 20 de diciembre. "Con esta iniciativa queremos que los distintos líderes escuchen a los niños, expliquen las distintas medidas centradas en la infancia que incluyen sus programas y que lo hagan además en un lenguaje que puedan entender los propios niños. Desde Save the Children hemos pedido a todos los partidos que incluyan medidas concretas de protección a la infancia y que sitúen a los niños en el centro de todas las políticas", explica Andrés Conde, director general de Save the Children. Además de sobre su infancia, los distintos niños también les preguntaron por temas que les afectan y sobre qué van a hacer los partidos por ellos: desahucios, educación gratuita, acoso escolar, conciliación laboral o niños refugiados. "Hay que asegurar que en todas las políticas triunfa el interés general del niño y ayudar a construir el futuro, porque el futuro son los niños españoles", afirmó Sáenz de Santamaría. "Intentaré escuchar a todos los niños, pero no porque votéis o no, sino porque tenéis mucho que enseñarnos", contó Iglesias. Para Albert Rivera "los niños sois el futuro y la base de la sociedad, ojalá nos pongamos de acuerdo todos en un pacto nacional por la educación". Garzón dijo que "su prioridad es ayudar a los más desfavorecidos para que sus hijos puedan vivir el futuro con mejor calidad de vida". Los niños también les preguntaron si alguna vez han mentido a otro niño. "Mentiras piadosas, a veces a mis hijas, más que mentiras alguna excusa", contó Pedro Sánchez. Albert Rivera dice que a veces también ha mentido a su hija "para que no lo pase mal, como en la película La vida es bella". Pablo Iglesias dijo que "hay que ser idiota para mentir a un niño porque además se dan cuenta y cuando les mienten se acostumbran a mentir". Alberto Garzón cree que "es importante no mentir para que no lo hagan de mayores". Estas entrevistas se enmarcaron en una campaña publicitaria de Save the Children, en colaboración con la agencia de publicidad McCann, que se preguntó qué pasaría si le diéramos a los más de 8.300.000 niños españoles la oportunidad de expresar su opinión en las urnas. ¿Cambiarían las propuestas electorales? A través de unas elecciones simbólicas y tras entrevistar a los principales líderes políticos, los niños podrían elegir la opción que consideraran que mejor les representa. Clemente Ferrer [email protected]