Por el empuje de la actividad industrial y la estabilización del sector servicios, según Red Eléctrica de España

Las grandes y medianas empresas incrementaron su consumo de electricidad un 6,5% en marzo, respecto al mismo mes de 2013, según el Índice Red Eléctrica (IRE), elaborado por Red Eléctrica Española (REE).

Este buen dato se debe al empuje de la actividad industrial y a la estabilización del sector servicios, con caídas desde enero de 2010, según REE. Sin embargo, esto contrasta con los últimos datos estadísticos conocidos de la facturación industrial, que cayó un 0,3% durante febrero y encadenó siete meses en negativo, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Habrá que esperar a que este organismo estadístico publique los datos referidos a marzo para comprobar si este empuje de la industria es cierto o no y si REE se equivoca.  

El IRE también señala el desglose del consumo eléctrico por sectores de actividad: el de la industria creció un 8,4% en marzo, el de los servicios no presentó cambios (0%) y el de otras actividades se incrementó un 7,9%, respecto al mismo mes de 2013.

El aumento del consumo eléctrico en las grandes y medianas empresas en el tercer mes es notable (6,5%) y bastante superior al experimentado en febrero (3,5%). En los distintos sectores también se observa esta mejora del consumo eléctrico en comparación con los datos del mes anterior: en la industria ha pasado del 5,6% registrado en febrero al 8,4%; en los servicios, del -1,4% al 0% y en otras actividades, del -0,7% al 7,9%.

Respecto a los últimos doce meses, el IRE destaca que el consumo eléctrico de estas empresas, corregidos todos los efectos, se incrementó un 1,6%, respecto al mismo período del año anterior, pues la industria creció un 4% y los servicios bajaron un 2,8%.

Las cinco actividades con mayor consumo eléctrico elevaron su demanda en marzo: la metalurgia (2,8%), la industria química (9,7%), la fabricación de otros productos minerales no metálicos (14,3%), la industria de la alimentación (4,7%) y la del papel (3%).

La actividad de coquerías y refino de petróleo, que subió un 64,6%, la fabricación de otros productos minerales no metálicos (14,3%), la industria química (9,7%), la metalurgia (2,8%) y la captación, depuración y distribución de agua (13,5%) fueron las que más contribuyeron al crecimiento del consumo eléctrico de las grandes empresas.

Cristina Martín

[email protected]