Los directivos cobran casi cuatro veces más que los subalternos

Por otra parte, este mismo miércoles, la OIT ha revelado que de los 52 millones de empleados domésticos, un 30% no cuenta con cobertura social y legal alguna.

La crisis no ha afectado a los directivos en la misma medida que a los empleados de a pie. El salario bruto de los trabajadores 'rasos' en España ha diminuido un 6% durante el periodo comprendido entre 2009 y 2012, mientras que el de los jefes ha subido un 2% en el mismo espacio de tiempo.

Mientras el sueldo anual bruto de los empleados disminuyó 1.534 euros, y  se situó en 21.408 euros de media anuales, los directivos casi cuadriplicaron esa cantidad, con 75.106 euros de retribución media. Los datos proceden de un estudio elaborado por la escuela de dirección de directivos EADA y la consultora de recursos humanos ICSA, presentado este miércoles.

A pesar de las diferencias, Ernesto Poveda, presidente de ICSA, ha interpretado los datos como un indicio de mejora de la situación: "la señal de que los directivos mejoren algo su compensación puede ser indicativa de que, aunque lenta, se atisbe una cierta recuperación".

Los autores del estudio han destacado, no obstante que la bajada de los sueldos o su congelación, sumada al incremento de los precios desde el inicio de la crisis en 2007 hasta ahora, en un 11,5%, ha disminuido el poder adquisitivo de los españoles.

España, líder en empleadas del hogar en 2010

El informe se ha dado a conocer el mismo día en el que la OIT facilitaba los datos de las empleadas del hogar de todo el mundo, e incluía las de España. Nuestro país, en el 2010 se encontraba en el número uno del ranking de las economías desarrolladas con más empleadas domésticos, con un total de 747.000 trabajadores, y superaba a otros países como EE.UU., Francia o Italia.  

Según el informe Domestic workers across the world el número de empleados domésticos contratado por los hogares españoles creció casi un 100% en quince años, desde 1995 a 2010. Según la OIT, de los 52 millones de personas que trabajan en el mundo desarrollado como empleados domésticos, un 30% no cuenta con ninguna cobertura legal. Sólo el 10% está cubierto como el resto de los trabajadores por la legislación de cada país.

Sara Olivo
[email protected]