Y servidor hace suyas todas sus previsiones. Federico es un ejecutivo jubilado, analista e inversor -yo le llamo especulador, pero él lo acepta con sorna- que envía una columna sobre los mercados, las más de las veces, columna brillante. Como ésta. Asegura Federico que la burbuja que sé está creando el señor Mario Draghi (en la imagen), presidente de Banco Central Europeo, puede dejar en pañales la burbuja inmobiliaria. Y me temo que tiene razón.

Los bancos centrales se han convertido en aprendices de brujo que intentan engañar a los intermediarios y rentistas, guiados por su codicia. A veces lo consiguen, pero nunca durante mucho tiempo. Y eso es lo que está ocurriendo con los bancos centrales de Occidente: Estados Unidos, Eurozona, Banco de Inglaterra o de Japón. Y ya se sabe qué es lo que ocurre con los aprendices de brujo.

Eulogio López

[email protected]