• El resultado es nueve veces superior (694 millones) al registrado en el mismo periodo del año pasado (77 millones).
  • En el tercer trimestre, el beneficio de las operaciones alcanza los 900 millones, 210 más que hace un año (690 millones), gracias a la mejora de los de sus tres compañías.
  • Bristish Airways logra en este punto 607 millones y mejora su cifra de 2013 (477 millones), ya que continúa explotando la 'mina de oro' del Atlántico Norte.
  • Iberia se despereza y su beneficio de operaciones se duplica, pues pasa de 74 millones a 162 millones, en parte por la recuperación de rutas, pero le queda mucho por andar.  
  • Por su parte, Vueling parece que ha tocado techo, ya que sólo aumenta en este aspecto en un millón, respecto al año pasado.

Parece que al 'holding' International Airlines Group (IAG), que agrupa a Iberia, British Airways (BA) y Vueling, le ha resultado muy positiva la reestructuración de la aerolínea española, así como la evolución del tipo de cambio y del precio del petróleo, a la vista de los resultados remitidos este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Unas cuentas que han sido bastante bien acogidas por la bolsa, pues el grupo subía un 4,9% al cierre de la sesión.

IAG obtuvo un beneficio neto de 694 millones de euros hasta septiembre, lo que supone que ha ganado nueve veces más respecto al mismo periodo de 2013, cuando la cifra fue de 77 millones. De esta manera, ha superado en 212 millones a uno de sus competidores, Lufthansa.

La aerolínea alemana ganó 482 millones en los nueve primeros meses del año ( 95,1%), pero en lo que va de año ha dejado de ingresar 170 millones por las huelgas. Sin embargo, no es la única aerolínea afectada por este tipo de protestas, pues Air France perdió 330 millones por las convocadas en septiembre y que duraron dos semanas.  

Unas huelgas que han podido beneficiar a IAG, cuyo beneficio operativo antes de partidas excepcionales fue de 1.130 millones, un 66% mayor que el de hace un año y que se traduce en "un aumento de 473 millones", según explicó el consejero delegado de IAG, Willie Walsh (en la imagen), que trata de recuperar la imagen del grupo de aerolíneas en España.

En cuanto a los ingresos, la aerolínea alcanzó los 15.155 millones, un 7,4% más que hace un año, cuando ascendieron a 14.113 millones. De estos, la mayor parte, 13.345 millones, procedieron del pasaje, que se incrementaron en un 9,2%.

Walsh ha señalado que en el tercer trimestre el beneficio de las operaciones antes de partidas excepcionales alcanzó los 900 millones, 210 más que hace un año, cuando se situó en 690 millones, gracias a la mejora de los de sus tres compañías. Los ingresos crecieron un 6,9% y "continuamos incrementando la capacidad de forma eficiente, con un sólido desempeño en los costes unitarios, tanto excluyendo el combustible (descenso del 4,5%) como los relacionados con el combustible (-7,5%), ha añadido. 

En el periodo julio-septiembre, el beneficio de las operaciones de Bristish Airways logró 607 millones y mejoró su cifra de hace un año (477 millones), ya que continuó explotando la 'mina de oro' del Atlántico Norte y controlando los costes.

Mientras, Iberia se desperezó en los meses estivales, pues su beneficio de operaciones se duplicó, pasando de los 74 millones del tercer trimestre del año pasado a 162 millones en 2014. Algo que se explica, en parte, por la recuperación de rutas, pero a la aerolínea que preside Luis Gallego aún le queda mucho por andar. A pesar de esto, Walsh destacó "su rigurosa disciplina en el control de costes, junto con los beneficios que siguen derivándose de su reestructuración".

Por su parte, Vueling parece que ha tocado techo, pues en este aspecto alcanzó una cifra de 140 millones, tan sólo uno por encima de la presentada hace un año (139 millones). Aunque el Ceo de IAG ha señalado que "continuó creciendo y desarrollando sus nuevas bases en Italia y Bélgica".

No hay que olvidar la deuda neta ajustada del grupo, que ha disminuido en los nueve primeros meses del año en 154 millones respecto al 31 de diciembre de 2013, situándose en 5.547 millones, mientras que el apalancamiento financiero ajustado tuvo una mejora de cuatro puntos hasta el 46%.

Cristina Martín

[email protected]