Buscará nuevos acuerdos con la banca

Renta Corporación reduce a la mitad sus números rojos, pero continúa en pérdidas. Cerró 2010 con una pérdida neta de 27,9 millones en 2010. La inmobiliaria atribuye estos flojos resultados a los 20,3 millones destinados a provisiones.

La deuda neta continúa aumentando hasta los 297,5 millones, frente a los 277,6 del ejercicio anterior. Para reducir su deuda, la compañía cerrará sus oficinas internacionales y se centrará en España. Además, buscará nuevos acuerdos comerciales con la banca tras el intercambio de activos por deuda realizado en el pasado ejercicio.

Las ventas aumentaron hasta los 29,9 millones de euros frente a cinco millones de 2009.
Mariano Tomás

[email protected]