Pide, además, que los pensionistas y los parados se beneficien de comisiones bancarias súper reducidas

 

Era una de las intervenciones más esperadas del 'Encuentro Financiero Internacional' organizado por Bankia. El líder de los socialistas ha agradecido la presentación que ha hecho de él Rodrigo Rato, presidente de la entidad, con unas chocantes palabras: "Me cuesta mucho decir D. Rodrigo. Muchas gracias, Rodrigo".

En cualquier caso, durante su intervención, Rubalcaba ha dado muestras de no encontrarse muy a gusto entre tanto experto financiero. ¿O tal vez era una pose?

Al margen de esta consideración, el líder socialista ha manifestado que la reforma que está llevando a cabo el PP no es sino continuación de la que ya emprendió el anterior Ejecutivo. Para Rubalcaba, sin embargo, las condiciones que imperaban entonces no son las mismas que ahora. El anterior escenario contemplaba, según él, un volumen manejable de créditos dudosos, de crecimiento económico y perspectivas más positivas, además de mercados más tranquilos que ofrecieran opciones de recapitalización a las entidades.

"Hoy no se da ninguna de las tres condiciones", ha explicado. Por esta razón, ha afirmado que si esta reforma gradual no tiene el éxito esperado, exigirá al Gobierno un enfoque "más agresivo, por utilizar una palabra que le gusta usar al Gobierno", ha ironizado.

Por otra parte, Rubalcaba no descarta pedir tanto al Ejecutivo como al Banco de España normas más exigentes para el acceso de las entidades a las inyecciones de liquidez del Banco Central Europeo.

En relación a la crisis de la deuda, ha explicado que será necesario mutualizar las deudas europeas en eurobonos u otros mecanismos. También ve necesario reformar el papel del Banco Central Europeo.

Asimismo, Rubalcaba ha vuelto a pedir la instauración de la llamada Tasa Tobin, es decir, un impuesto a las transacciones financieras.

Para finalizar, el secretario general del PSOE ha reconocido que para salir de la crisis debemos moderar salarios y corregir desequilibrios con el fin de ganar competitividad. En este punto ha reconocido que sería un error centrarse únicamente en la moderación salarial y olvidar la inversión científica y tecnológica.

Y la anécdota final: después de salir del auditorio saludando y hablando con varios de los presentes, entre ellos Javier Moreno, director del diario El País, y ya con un pie dentro del coche oficial, se ha dado la vuelta de repente buscando con la mirada y con la voz a Juan Iranzo, director del Encuentro y 'pepero' de toda la vida.

Pablo Ferrer

[email protected]