Ahora la pugna se librará entre Samsung e Iphone, los dos grandes operadores de telefonía movil

La compañía finlandesa Nokia ha anunciado este jueves su intención de despedir a 10.000 empleados en todo el mundo dentro del plan de restructuración que va a abordar con el fin de ahorrar costes en un contexto de caída de la demanda hacia sus productos de telefonía móvil.  

La reducción de plantilla afectará a un 7,7 % de los 130.000 empleados de la compañía y supondrá, así mismo, el cierre de varios centros de producción en países como Finlandia, Canadá y Alemania.

Nokia se desentenderá de diversos activos, como su filial de teléfonos móviles de lujo Vertu, que será vendida a una empresa nórdica de capital riesgo. También serán despedidos varios ejecutivos que a juicio de los responsables de la compañía no han sabido actuar frente a la competencia en el complicado mercado de los smartphone, donde se han quedado descolgados frente a la competencia. Mientras Samsung y Apple utilizaban el sistema Android, Nokia sólo utiliza Windows Phone y Symbian.

El lanzamiento del intuitivo IPhone en 2007 inició el declive de una marca caracterizada por la sencillez en el manejo de sus móviles y su dureza y resistencia. Desde entonces  ha perdido hasta un 85% de su valor bursatil.

Ahora la batalla por el mercado se librará fundamentalmente entre Samsung y Apple, competidores de Nokia. En el primer trimestre de 2012, la marca finlandesa vendió sólo el 8,2 % de los móviles inteligentes que se comercializaron en el mundo, Samsung logró colocar el 30, 6% y Apple, un 24%.

Andrés Velázquez

[email protected]