El acuerdo busca disminuir el impacto del nacionalismo vasco en Navarra

 

Mañana viaja a Navarra el presidente del PP, Mariano Rajoy, para firmar con Yolanda Barcina, presidenta de UPN, el Pacto de Coalición entre ambos partidos de cara a las elecciones generales del 20 de noviembre.

Con este acuerdo, ambos partidos buscan evitar el efecto de pérdida de algún escaño -en Navarra son cinco- que podría suponer la dispersión de votos en dos formaciones políticas distintas, algo que beneficiaría al voto nacionalista vasco en Navarra. En las últimas elecciones autonómicas, entre Nafarroa Bai -49.827- y Bildu 42.926-, los nacionalistas obtuvieron el 28,7% de los votos. Mientras que UPN consiguió 111.474 y el PP de Navarra 23.515. Por su parte, la izquierda abertzale se ha unido en Amaiur, que reúne a Aralar - que se va de Nabai- y a Bildu.

En virtud del pacto, en los números uno, tres y cuatro de la candidatura al Congreso figurarán miembros de UPN. Además, los regionalistas tendrán "voz propia" en las Cortes. Por su parte, el PP se asegura el apoyo de los representantes navarros en la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno y en las posteriores votaciones de los Presupuestos.

Para la presidenta de UPN y del Gobierno foral, Yolanda Barcina, este acuerdo "no tiene por qué interferir en el Gobierno con el PSN". Y seguramente así será, porque pese a la teatralización de un supuesto enfado por parte del PSN, a este partido le conviene seguir gobernando en Navarra, ya que si no, desaparecería del proscenio político. 

José Ángel Gutiérrez

[email protected]