Hasta la Agencia Internacional de la Energía pide reducir las primas a las renovables, causa del déficit de tarifa. Pero la reforma energética del ministro de Energía, José Manuel Soria (en la imagen), ante las presiones de los fondos norteamericanos y del embajador de USA en España, Alan Solomont, así como de la Triple A (Abengoa, Acciona y ACS) hizo que el acongojado Soria se decidiera por no reducir las subvenciones a las energías verdes y subirles los impuestos a todos. De esta forma no salvó a los verdes pero se cargó al sector en su totalidad manifiesta.

Ahora, Soria intenta quitar los costes no energéticos del déficit y pagarlos con cargo al Presupuesto. ¿Y qué? Eso es como si en una familia la esposa asumiera las deudas del esposo: todo queda en casa. Así no se soluciona el déficit de tarifa: se oculta.

Y lo más grave es que la política energética del PP va a provocar una subida en el recibo de la luz, que ya figura en los niveles altos de Europa, tanto para las familias como para las empresas.

Y lo que te rondaré, morena, porque ahora habrá que añadir el coste financiero de ese déficit, que se dispara por momentos.

En política energética, el PP ha suspendido. Suspenso por cobardía.

Eulogio López

[email protected].