Que conste que no son los grandes almacenes quien proporcionan esa cifra sino el Gobierno citando como fuente de información a los grandes almacenes. Tendremos que creerles. En cualquier caso, tras años de bajada, El Corte Inglés vuelve a subir en ventas. Eso ya es noticia. Y un crecimiento del 5% tras la caída continuada no es el acabose pero es bastante. El consumo mejora, como en el conjunto de Europa, incluso más que en Europa, pero la recuperación es lenta, desesperadamente lenta.

El termómetro. Las ventas en El Corte Inglés crecen al 5%, a septiembre

Y es que si no hay consumo interno el asunto funciona. De otra forma la recuperación será una entelequia que está llegando a los grandes pero no al pequeño a las cuentas del Estado y a la deuda pública, que no a familias y pymes.

El martes, el presidente Mariano Rajoy hablaba de sus esperanzas para el futuro. Incluso criticaba que crece el consumo pero con él, también las importaciones. Bueno, presidente, entonces debería replantearte el plan PIVE, reduciendo las subvenciones a los automóviles fabricados en España.

La recuperación está llegando a lo grande que no a lo pequeño

En resumen, sí, la economía española crece, pero ojo, lo que realmente mejora es lo grande mientras lo pequeño se arrastra. Mejoran las cuentas del Estado -la empresa más grande de todas-, así como los resultados de las grandes empresas. Por contra, empeora, o se estanca, la situación de las familias, de los autónomos y de las pymes. Y si lo pequeño no funciona nada funciona, porque lo pequeño representa al conjunto de la población. Sólo eso.

Eulogio López

[email protected]