España someterá a todas las entidades del sistema, mientras otros países se limitarán a cubrir el mínimo

 

Terceras partes nunca fueron buenas, sobre todo por lo que se refiere a los test de estrés, que han acabado por cansar a los bancos. El secretario general de la Asociación Española de Banca, Pedro Pablo Villasante, mostraba su hartazgo en la mañana de este viernes, cuando señaló que en la anterior ocasión (la primera no fue pública) España sometió a todas las entidades del sistema a las pruebas, mientras otros países solo cumplieron con el requisito mínimo. Si nuestro país hubiera presentado solo la mitad de las entidades, la imagen de la banca española habría sido muy superior.

Por el contrario, argumenta Villasante, algunos bancos europeos que superaron los stress test cayeron más tarde. Además, considera que los bancos españoles acudirán al examen frente a bancos que ya han sido capitalizados con dinero público.

El número dos de la patronal bancaria advirtió también que el uso recurrente de los stress test puede llegar incluso a sembrar desconfianza en el sistema. Por otra parte, el hecho de que las próximas pruebas de estrés no contemplen el impago de la deuda soberana europea, no contribuirá a aplacar la desconfianza de los mercados.

Rodrigo Martín

[email protected]