• Un reciente informe los cifró en 450.000 pero no está confirmado.
  • Es necesario un pacto PP-PSOE para reducir el tamaño del Estado, es decir, el número de políticos.
  • Felipe González pide un "gran acuerdo nacional" para reestructurar las Administraciones Públicas.
  • El problema es la estrechez de miras de nuestros políticos: PP y PSOE. 
España parece que vive un momento crucial en su historia. La crisis económica que padece, unida al acoso brutal de los mercados -este lunes la prima de riesgo se desbocaba por encima de los 640 puntos-, abocan al país hacia un rescate financiero o hacia su salida del euro. Y de lo económico es muy fácil pasar a lo político. Por eso, es normal que en este momento de crisis -es decir, de ruptura con lo anterior- surjan voces que indican hacia dónde hay que ir.

El ex presidente del Gobierno socialista, Felipe González, ha pedido hoy en una entrevista en El País un 'gran acuerdo nacional': "Rajoy está obligado a convocar un gran acuerdo nacional para salir de la crisis". "El consenso nacional significa acordar lo que hay que hacer. Y eso exige empezar por un relato de qué es lo que hemos hecho mal y cómo lo corregimos". "En lugar de llegar a ese consenso para ganar eficiencia y reestructurar las Administraciones públicas, lo que estamos viendo es el machaque continuo de la credibilidad, del prestigio y de la relevancia de las comunidades autónomas, y el fortalecimiento de las diputaciones provinciales, como si quisieran volver a la estructura caciquil del siglo XIX".

El problema es saber qué modelo de Estado quiere González. Cada vez más voces abogan por la idea de reducir el número de políticos y de adelgazar la Administración. Incluso de cuestionarse o reformar el modelo autonómico, haciendo una clara distinción de poderes y competencias entre Estado central, CCAA, ayuntamientos y diputaciones. Un gran consenso nacional sobre ello -si es preciso reformando la Constitución- estaría bien. Esta misma mañana lo decía en la COPE el presidente de Extremadura, José Antonio Monago.

Según recogía recientemente Financiero Digital, de un estudio realizado por tres asesores de la Presidencia del Gobierno, los cargos públicos ascienden a 445.568, el mayor número de la Unión Europea, mientras que la suma de trabajadores en los tres sectores es de 339.821. La cifra nos sitúa muy por delante de países como Italia, Francia o Alemania. Los italianos son los segundos con más políticos y, aun así, tienen la mitad que nosotros, unos 220.000. En el mismo nivel está Francia, y Alemania tiene 300.000 menos (y con más habitantes: 82 millones). Pero este informe no está confirmado y es dudoso.

Cifras más fiables las ofreció La Vanguardia recientemente: en España hay unos 71.668 cargos electos.

Pero el problema es la estrechez de miras. Porque PP y PSOE saben que se juegan muchos cargos, muchas bocas -e incluso familias- viviendo de esos sueldos. ¿Estarían dispuestos PP y PSOE a pactar tal reforma? Mucho nos tememos que no.

Pero es momento de altura de miras. Por el bien de la nación.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]