• El Alto Tribunal ha ratificado su decisión del pasado 4 de junio, y rechaza la solicitud del Ejecutivo canario de suspender los permisos a la petrolera.
  • Tanto Coalición Canaria como PSOE se han opuesto a las exploraciones por motivos ecologistas, a pesar de que los últimos informes medioambientales avalaban la actividad de la petrolera.
  • La decisión del Alto Tribunal supone un respiro para Brufau que, por otra parte, se enfrenta a una brutal campaña contra él del lobby industrial norteamericano liderado por el embajador de EEUU en España.

El Tribunal Supremo ha vuelto a dar la razón a Repsol en su intención de realizar prospecciones petrolíferas en las costas de Lanzarote y Fuerteventura. Y es que el Gobierno del archipiélago, formado por Coalición Canaria y PSOE, está empeñado en bloquear los sondeos en los pozos de Sandía y Plátano, por razones ecologistas. Así, el presidente Paulino Rivero ha afirmado una y otra vez que los trabajos de Repsol suponían un quebranto medioambiental de la zona.

Sin embargo, el real decreto aprobado por el Gobierno de Rajoy el pasado 16 de marzo, daba luz verde a los permisos otorgados a la empresa, porque entendía que se habían solucionado los defectos de carácter ambiental detectados hace once años, y que entonces llevaron al Supremo a poner en cuestión dichos permisos.

Sin duda, la decisión de este lunes es un respiro importante para la petrolera y para su presidente, Antonio Brufau (en la imagen). Y es que sus ingenieros calculan que estos pozos podrían cubrir el 15% de todo el consumo español. Por cierto, que el máximo responsable de la compañía se enfrenta a una campaña difamatoria del lobby industrial norteamericano, liderado en España por el embajador Alan Solomont, que pretende echarle de la presidencia de la empresa. Solomont no le perdona que haya introducido a los chinos de Sinopec en Iberoamérica.

Y, como no podía ser de otra manera, la presidenta argentina, Cristina Fernández, se ha unido a la campaña, así como el grupo radical que controla el Cristinismo: La Cámpora.

Miriam Prat
[email protected]