La caída del níquel y el empeoramiento en los mercados fijan nueva fecha para principios de 2012

Los resultados de de Acerinox en los nueve primeros meses del año son positivos. Presentan un incremento del beneficio del 5,4% hasta los 103 millones de euros. Sin embargo, el consenso de los analistas esperaba más de la compañía, concretamente un beneficio de 115,6 millones de euros.

La cuestión es que el panorama no pinta tan bien como se esperaba. Acerinox había pronosticado el inicio de la recuperación del sector en el cuarto trimestre. La estimación se hizo cuando Europa estaba mal, pero ahora está peor y los mercados no se encuentran precisamente estables. Un elemento que se suma a la caída del níquel.

En todo caso, la recuperación de la siderurgia tendrá que esperar hasta los primeros meses del año próximo.

Mariano Tomás

[email protected]