Los ministros de Finanzas europeos se han reunido este viernes en Budapest para acordar el rescate del país luso

 

Piden a la Comisión Europea que negocie con Portugal el programa de ajuste que deba cumplir el ayudado.

Este viernes se han reunido los ministros de Economía de la Unión Europea para hablar del rescate de Portugal y trazar la hoja de ruta en plan de rescate. Si antes de entrar algunos de los ministros como el finlandés, anunciaba que "el paquete debe ser más duro y global que el que fue rechazado por el Parlamento (portugués)", lo cierto es que así lo han acordado en la reunión.

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha cifrado en unos "80.000 millones" la cantidad necesaria para rescatar a Portugal, pese a que es todavía pronto para apuntar una cifra exacta. Mientras tanto, los ministros han encargado a la Comisión Europea que negocie con Portugal el programa que se tiene que acompañar al rescate del país.

Como era de esperar, la labor será ardua y, tal y como ha manifestado el presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker, "la ayuda  europea se dará bajo estrictas condiciones negociadas con los principales partidos políticos" de Portugal.

Y mientras esto sucedía, desde el Gobierno se ha destacado que Europa haya manifestado que en España "el riesgo de contagio es mucho menor que hace seis meses", porque "los bonos de España se siguen vendiendo y vemos que se ha reducido el interés en 250 puntos básicos". Y mejor que sea así, porque rescatar a Portugal todavía es posible, pero rescatar a España podría costar 10 veces más y Europa quizás no está preparada para ello.

Juan María Piñero

[email protected]