• Conclusión: los operadores creen que sí habrá rescate a España, pero desconfían de las condiciones del rescate bancario.
  • Otra reacción histérica del mercado: es absurdo que el IBEX baje casi un 2% (con los bancos a la cabeza de las pérdidas), y la prima de riesgo siga por debajo de los 400 puntos básicos.
  • En cualquier caso, y a pesar de las palabras de Rajoy, la Cumbre ha sido otro fracaso de España, otro triunfo de Alemania… y otro fracaso del proyecto europeo.

Rotundo fracaso. Así se puede calificar el Consejo Europeo que ha concluido este viernes. Y los que más lo han notado han sido los bancos, que han visto cómo la valoración de sus títulos se desplomaba durante toda la jornada. Bankia ha llegado a caer más de un 10%, el Popular más de un 5%, Bankinter un 4,5%, Santander, Sabadell y BBVA más de un 2%...  Todas, excepto Caixabank, han estado por debajo de la caída del selectivo, que a una hora del cierre de la sesión perdía un 1,98%.

Sin embargo, la prima de riesgo ha seguido bajando, hasta situarse en el entorno de los 370 puntos básicos, y la rentabilidad del bono a diez años, se ha quedado alrededor del 5,3%.

De esto se concluye que el mercado da por hecho el rescate a España, pero todavía desconfía -y mucho- de las condiciones del rescate bancario. Y no es extraño, sobre todo después de ver las declaraciones que ha realizado la canciller alemana, Ángela Merkel, tras el Consejo Europeo: "No habrá recapitalización directa retroactiva" para los bancos españoles.

A ver si nos entendemos. Uno de los objetivos de Mariano Rajoy (en la imagen) para esta Cumbre era acelerar la unión bancaria. El presidente español lleva días repitiendo que este objetivo es primordial para España. Y lo ha hecho porque la unión bancaria conlleva que el Banco Central Europeo (BCE) inyecte dinero directamente a los bancos que lo necesiten, tal y como hacen los bancos centrales de los países que tienen moneda propia. Todo lo demás de la unión bancaria -regulación y supervisión- queda en un segundo plano.

Pero nada. Aunque Rajoy se ha empeñado en afirmar tras el Consejo que la Cumbre ha sido todo un éxito y ha permitido avanzar en la construcción europea, lo cierto es que ha sido otro fracaso -y de los gordos- de nuestro país y de la propia construcción europea. Eso sí, miren por dónde, Merkel ha vuelto a triunfar, y ha retrasado todo para principios de 2014. El problema es que tal vez no lleguemos tan lejos.

Pablo Ferrer

[email protected]