• Sudán del Norte indicó al Gobierno de Estados Unidos que la madre cristiana y su familia están seguros y que ambos gobiernos están trabajando para que pueda salir con seguridad del país.
  • La joven fue condenada a la horca por su conversión al cristianismo y a cien latigazos por supuesto adulterio.
Meriam Ibrahim, la joven madre cristiana que fue liberada por la justicia sudanesa después de haber sido condenada a muerte por haberse convertido al cristianismo y por casarse con un cristiano, sufre un auténtico calvario en su país.

Y es que, tras ser liberada, fue arrestada otra vez con su familia en el aeropuerto de Jartum mientras intentaba salir del país. Pero luego fue nuevamente liberada por las autoridades de Sudán según informa la cadena británica BBC.

La BBC cuenta que unos 40 agentes de seguridad detuvieron a Meriam junto a su esposo Daniel Wani y sus dos hijos en el citado aeropuerto. Pero luego Sudán informó a Estados Unidos de que ahora ella y su familia han sido liberados.

Marie Harf, portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, dijo que Meriam y su familia "fueron detenidos temporalmente por varias horas para hacerles varias preguntas referidas a sus documentos".

Sudán indicó al gobierno de Estados Unidos que la madre cristiana y su familia están seguros, añadió Harf, y que ambos gobiernos están trabajando para que pueda salir con seguridad del país.

Recordemos que Meriam, de 27 años, había sido condenada a muerte tras ser acusada de renunciar al Islam por tres personas que fraudulentamente aseguraron ser sus hermanos y su madre. La joven asegura ser cristiana y haber sido criada como tal por su verdadera y fallecida madre, luego de que su padre musulmán las abandonara cuando ella tenía solo 6 años.

Las autoridades islámicas la condenaron además a 100 latigazos por el delito de adulterio, pues su matrimonio con Daniel Wani no es reconocido como tal bajo la ley musulmana.

Tras ser advertida por un religioso musulmán del peligro para su vida y luego de habérsele ofrecido volver al Islam, Meriam aseguró que "soy cristiana y seguiré siendo cristiana".

Andrés Velázquez
[email protected]