Los dictadores sienten una permanente tendencia al chantaje y la actitud ante el chantaje es siempre la misma: si cedes una vez cederás siempre.

Y así llegamos a Carromero (en la imagen), el hombre del Partido Popular detenido por los Castro tras el accidente de automóvil en el que perdió la vida Oswaldo Payá, un católico opositor a la dictadura más veterana del Planeta: las de los hermanos Castro en la isla cárcel de Cuba.

Condenar a cuatro años de cárcel, cuando todavía no sabemos si fue un accidente o un atentado, a un español que representaba al PP, es decir, al partido en el Gobierno, y escuchar como los representantes de España le pasan la mano por el lomo a la tiranía a de La Habana, produce cierto sonrojo.

Miren ustedes, la única actitud justa de un país respecto a la tiranía sería la de plantarle cara a Cuba y apoyar oficialmente a la oposición para un cambio de régimen en Cuba. Es hora de que la madre patria deje de ser la meretriz de las dictaduras hispanoamericanas y defienden a los tiranizados en lugar de coquetear con el tirano.

Eulogio López

[email protected]