• El presidente de la compañía aérea concede entrevistas el mismo día a tres periódicos nacionales: El País, El Mundo y Expansión.
  • Lavar la imagen de la aerolínea es un objetivo prioritario, pues se vio dañada por los largos conflictos laborales y la delicada situación económica.
  • Apuestan por convertir al AVE en aliado con la posibilidad de billetes combinados.
  • Quieren reestructurar el Puente Aéreo "para no perder tanto dinero", pues tienen una fuerte competencia del AVE en esta ruta Madrid-Barcelona.
  • El AVE continúa ganando pasajeros, mientras el avión los pierde, según las últimas estadísticas de Transporte de Viajeros del INE.  

Lavar su imagen se ha convertido en un objetivo prioritario para Iberia, pues esta se vio seriamente dañada en los años de conflictos laborales y también debido a la delicada situación económica de la aerolínea. Ahora, una vez lograda la paz social, gracias a los acuerdos alcanzados con todos los colectivos de trabajadores (tierra, tripulantes de cabina y pilotos), Iberia está llevando a cabo una campaña de mejora de su imagen y también dando poco a poco pasos para crecer.

Dentro de esta campaña se han producido varios acontecimientos en los últimos días, de los que ha informado Hispanidad. La semana pasada, la compañía que preside Luis Gallego (en la imagen), anunció que abría cinco nuevas rutas, y unos días después firmó un acuerdo de colaboración con Turespaña para promocionar la imagen de nuestro país en el exterior, es decir, la 'marca España'.

Pero la campaña va más allá. Este lunes en dos de los principales diarios de la prensa generalista (El País y El Mundo) y en uno de los buques insignia de la económica (Expansión) se publican entrevistas a Gallego. Eso sí, cada uno va por una línea distinta a la hora de titular. El periódico de PRISA ha optado por poner el acento en una estrategia de Iberia para aliarse con el AVE; respecto a los diarios de Unidad Editorial, el que dirige Casimiro García Abadillo ha destacado que actualmente sólo hay señales de recuperación y el de color salmón, la reforma del Puente Aéreo.

El presidente de Iberia ha señalado que quieren convertir el AVE en "aliado en traer pasajeros a Madrid". Para ello ven positivo que el tren de alta velocidad tenga parada en la T4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, donde la aerolínea tiene su hub (centro de distribución de pasajeros). Pero este proyecto llevará tiempo y mucho dinero, por eso han decidido apostar por los recursos con los que cuentan ahora y ya estudian con Renfe la posibilidad de vender billetes combinados.

A pesar de la importante reestructuración que ha realizado la aerolínea, este proceso aún no ha terminado, según ha comentado Luis Gallego. Pues deben tomar medidas en el Puente Aéreo "para no perder tanto dinero", por la fuerte competencia del AVE en esta ruta Madrid-Barcelona. La alta velocidad consiguió una cuota de mercado a cierre de 2013 del 58,6%, pero Iberia no puede prescindir de esta ruta "porque aporta pasajeros a América Latina", ni bajar los precios ni renunciar al Puente Aéreo, por eso estudia la posibilidad de que su filial 'low cost', Iberia Express, opere este corredor.  

Y es que el AVE continúa ganando pasajeros, mientras el avión los pierde, algo que se viene observando varios meses y también se muestra en febrero en la Estadística de Transporte de Viajeros (TV) del Instituto Nacional de Estadística (INE). En el segundo mes de este año los usuarios de avión han caído un 4,2%, mientras que los de ferrocarril de Larga Distancia (incluido AVE) han crecido un 14,3% respecto al mismo mes del 2013. Es decir, que 1.843.000 viajeros ha optado por el avión, frente a 1.954.000.

Respecto a la situación económica de la aerolínea, Luis Gallego ha señalado que "el año pasado, las pérdidas se redujeron a la mitad (166 millones de euros) y, este ejercicio, el objetivo es ganar dinero". A ello contribuirá la apertura de las cinco nuevas rutas y las que se vayan sumando, a medida que la rentabilidad lo permita, pues su vocación es ser líderes en Hispanoamérica.

Recuerden que en noviembre de 2010 Iberia culminó su fusión con British Airways (BA), creando el holding International Airlines Group (IAG), en el que también está la aerolínea de bajo coste Vueling. Desde entonces la españolidad de Iberia ha sido cuestionada, pero Gallego tiene las ideas muy claras: "nada garantiza la nacionalidad de ninguna empresa. Las empresas son de los accionistas […] cambian de propietario y no hay banderas de por medio". Aunque ha añadido que "para Iberia es un orgullo que se asocie con España" y que nuestro país "se está recuperando".

Cristina Martín

[email protected]