• Es lo que exige Feijóo: mantener una firma bancaria gallega.
  • Eso sí, José María Castellano no quiere ser asalariado y sigue apostando por los fondos norteamericanos.
  • Caixabank ya ha absorbido Girona, BPME, Cívica y Valencia, y se ha convertido en el primer banco por dimensión en España.
  • Y Santander y BBVA no tiran la toalla.

Como ya adelantara Hispanidad, desde que el Gobierno Rajoy anunciara ayudas pública para quien comprara con Catalunya Banc (CX) y con Novagalicia Banco (NCG Banco), el dormido interés de los dormidos postores se disparó.

Menos por Catalunya Caixa, porque el ministro Luis de Guindos está hasta el gorro de la degradación progresiva de la entidad catalana, la que más cara nos va a salir al conjunto de los españoles, y no acepta lo que le piden pero lo cierto es que NCG Banco se ha convertido en clarísimo objeto del deseo de todos.

Pues buen, Caixabank, que absorbió Caixa Girona, BPME, Banca Cívica y Valencia, quiere ahora hacerse con NCG Banco, por el que pelean BBVA y Santander, así como cinco fondos norteamericanos, más o menos coordinados por Guggenheim.

La entidad que lideran Isidro Fainé y Juan María Nin (ambos en la imagen) está dispuesta a ofrecer a la Xunta de Galicia el mantenimiento de la marca NCG Banco, una vez se haya atribuido su filial EVO. De esta forma, el presidente gallego Núñez Feijóo podría presumir de que Galicia cuente con un banco propio.

Asimismo, Caixabank estaría dispuesto a mantener al frente de la entidad al dúo José María Castellano y González-Bueno, aunque es dudoso que el primero quiera quedarse como asalariado. La opción de Castellano son los fondos norteamericanos, los que él mismo se buscó. Eso sí los fondos, ahora, exigen el mismo trato de favor que los bancos postores.

Y naturalmente, la decisión final será política: Feijóo, frente al presidente del FROB Fernando Restoy, que por nada del mundo quiere ceder NCG, entidad de depósitos, a fondos de capital-riesgo y que, además quiere a Castellano fuera del sistema, aunque no puede ocultar los logros conseguidos por el actual presidente al frente de la entidad.

En cualquier caso, en este agosto se están fijando las normas de la subasta. Luis de Guindos quiere acabar cuanto antes con este asunto y abordar el de Catalunya Banc (CX), que es más peliagudo.

Eulogio López

[email protected]