• Los planes PIVE y PIMA Aire no son suficientes para impulsar el mercado interior.
  • Los fabricantes de automóviles y camiones insisten en pedir al Gobierno que mejore la logística y apruebe más ayudas fiscales a la I D.
  • Desde que comenzó la crisis, el precio "real" de los coches ha caído un 17%.

Según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), los planes PIVE y PIMA Aire aprobados por el Gobierno para impulsar las ventas de vehículos en España, "están dando algo de oxígeno, pero con volúmenes todavía muy bajos", afirma en un comunicado remitido este viernes.

Hasta ahora, el Ejecutivo ha destinado un total de 300 millones de euros a los tres planes PIVE y 38 millones de euros al PIMA Aire. Según ANFAC, estas subvenciones permiten aspirar a vender más de 700.000 unidades este año, una cifra aceptable aunque insuficiente si se tienen en cuenta los números anteriores a la crisis.

Por eso, la asociación insiste en pedir al Gobierno que aumente las ayudas, no ya al producto y a la empresa, sino a la innovación, esto es, a la I D. Lo que sea para recuperar un sector que aún anda renqueante y que, según la asociación que preside Rafael Prieto (en la imagen), ha visto cómo los precios "reales" han caído un 17% desde que comenzó la crisis.

Pablo Ferrer

[email protected]