La última cima, el vibrante y emotivo documental de Juan Manuel Cotelo emitido el domingo por la noche, consiguió un récord de audiencia

Este programa especial, que incluía la emisión de la biografía del sacerdote madrileño Pablo Domínguez, consiguió una audiencia media de 105.000 espectadores, traducido en una cuota de pantalla del 0,6%. La primera parte del programa (la más vista) alcanzó el 0,8 con una media de 150.000 espectadores, superando a sus más directos rivales. Asimismo, la tertulia posterior a la película, a pesar de la avanzada hora de emisión, reunió frente al televisor alrededor de 90.000 espectadores de media con una cuota de pantalla que no bajó en ningún momento del 0,6.

En conjunto, el especial La última cima (que se extendió durante algo más de dos horas y media) tuvo una audiencia acumulada de un millón de espectadores, lo que demuestra el interés creciente del público español por las producciones de trasfondo cristiano.  

En cualquier caso, la Semana Santa ha servido para dar un estirón al canal de TV de alcance nacional, propiedad de la Conferencia Episcopal Española y, de paso, para demostrar que, pese al imperio de la telemierda, que sigue siendo mayoritario, existe otro público que demanda algo distinto.

Miriam Prat

[email protected]