• "No creo que podamos alcanzar un trato porque se han aprovechado de nosotros de mala manera", se queja.
  • México contesta que seguirá en la mesa de negoción con serenidad y el "interés nacional por delante".
  • El objetivo de EEUU es reducir el desequilibrio comercial actual para impulsar sus exportaciones.
El presidente americano, Donald Trump, advierte ya que podría acabar con el Tratado de Libre Comercio (TLCAN o NAFTA, por sus siglas en inglés) con México y Canadá, firmado en 1994, después de las profundas diferencias que han surgido durante la primera ronda de negociaciones, que acabó el domingo. "No creo que podamos alcanzar un trato porque se han aprovechado de nosotros de mala manera. Ellos han hecho grandes negocios, los dos países pero especialmente México. Probablemente acabaremos con ese acuerdo en algún momento", ha dicho Trump, en concreto, durante un mitin en Phoenix (Arizona), aunque que lo haya dicho en un mitin es interpretado como un modo de presionar a las partes. Después de esas declaraciones, el ministro mexicano Luis Videgaray contestó a Trump por Twitter: "Sin sorpresas: ya estamos en una negociación. México seguirá en la mesa con serenidad, firmeza y el interés nacional por delante". México será anfitrión de la segunda ronda negociadora (los primeros cinco días de septiembre) y Canadá (a finales de ese mes), de la tercera, y EEUU, de la cuarta (en octubre). El objetivo de Trump, expresado en julio, es reducir el desequilibrio comercial actual, mejorando las exportaciones de productos americanos a Canadá y México, que se aprovechan de la manipulación (negadas por los dos socios) en el mercado de divisas). Andrés Velázquez [email protected]