• Antes de adquirir la compañía canadiense, la petrolera que preside Antonio Brufau tenía 300 directivos.
  • En ese momento, Talisman Energy contaba con 50.
  • Ahora, año y medio después de la compra, la nueva Repsol tiene 279.
  • Además, tras vender el 10% de Gas Natural, la deuda es inferior a los 10.000 millones.
El pasado mayo, al hilo de los resultados del primer trimestre de Repsol, dijimos que Talisman Energy fue una mala compra que al final había resultado buena. Recuerden que la petrolera que preside Antonio Brufau (en la imagen) pagó el 92% de su propio valor en bolsa y aumentó su deuda justo cuando el petróleo iniciaba la caída de precios. Pero hay que subrayar que la adquisición de la canadiense no ha elevado el número de directivos: ahora Repsol tiene 21 directivos menos. Lo explicamos. Antes de que la petrolera española adquiriera Talisman Energy (anunció los planes en diciembre de 2014 y cerró la compra en mayo de 2015) tenía un total de 300 directivos. Mientras, la compañía canadiense contaba con 50 directivos. Por tanto, cuando se cerró la operación la cifra total de directivos ascendía a 350. Ahora, año y medio después de la compra de Talisman, la nueva Repsol tiene 279 directivos. Es decir, 21 menos que la antigua Repsol y 71 menos que Repsol-Talisman. Algo que no está nada mal y más teniendo en cuenta que la petrolera ha metido tijera en la plantilla, que se reducirá un 6% (1.500 empleados, de los cuales 871 en España) en tres años, "de forma responsable y no traumática" (con prejubilaciones a partir de 57 años, entre otras medidas). Además, hay que añadir que en los resultados de los nueve primeros meses, Repsol salva la cuenta por la subida del crudo. Pero su situación es mejor en apalancamiento: vender el 10% de Gas Natural le ha permitido situar su deuda por debajo de los 10.000 millones de euros, en concreto, en 9.988 millones. Cristina Martín [email protected]