• Los comunistas de Podemos no acaban de digerir el descalabro electoral (pérdida de más de un millón de votos) el pasado 26-J.
  • El número dos, Íñigo Errejón, alertó de que la alianza electoral con IU "no parece haber funcionado".
  • Sin embargo, el líder de IU, Alberto Garzón, coincidió con el de Podemos, Pablo Iglesias, en la necesidad de convertir la coalición en una alianza estable.
Los comunistas son como son. Históricamente no les ha temblado el pulso a la hora de realizar purgas internas para que sobrevivan los jefes supremos. Recordemos las purgas estalinistas en la URSS o la Revolución Cultural china de Mao… Pus bien, salvando las distancias -porque no habría sangre de por medio-, lo que parece avecinarse en Podemos puede parecerse mucho a una purga. Y es que tras el fracaso de los resultados del 26-J, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique (en la imagen), advirtió ayer miércoles, por vía privada a través de Telegram, de que hay que "extirpar las malas hierbas" que crecen en el seno del partido. En el mensaje, filtrado a varios medios, Echenique dijo que "ante cualquier conflicto interno" se buscará la "solución mediada, amorosa, consensuada y de sentido común", y en el caso de que la "vía del amor" se demuestre "inútil" se actuará "de manera contundente, decidida, concreta y grave contra quienes no comprendan que las guerras internas nos desangran, nos queman y nos hartan". "Para que crezca el amor no sólo hay que regarlo, sino también extirpar las malas hierbas enquistadas", añadió. Y es que en Podemos no se acaba de digerir el descalabro electoral (pérdida de más de un millón de votos) el pasado 26-J. Por eso, el número dos de Podemos, Íñigo Errejón, alertó ayer de que la alianza electoral con IU "no parece haber funcionado" y que a la vista de los resultados todo indica que "2 2 no han sumado 4", sino que "han sumado menos". No obstante, recordó que la alianza con IU fue una decisión colectiva. Mientras, el líder de IU, Alberto Garzón, coincidió con el de Podemos, Pablo Iglesias, en la necesidad de convertir la coalición en una alianza estable. "Es lo que nos permite empezar a construir un espacio político con enorme potencial de transformación", escribió en una carta a la militancia. Sectores críticos de IU consideraron el modelo de confluencia con Podemos como un "fracaso profundo" para IU. Veremos hasta dónde alcanza la purga… José Ángel Gutiérrez [email protected]