• El ministro de 'telecos' critica la actitud de las grandes empresas que venden en toda Europa y tributan en 'paraísos fiscales'.
  • Al final, Cameron tenía razón: hay que homologar el IVA con el impuesto sobre el beneficio.
  • El Gobierno español aporta cinco millones de euros a la Fundación del Mobile.
Se nota que es la primera visita de Álvaro Nadal (en la imagen) al Mobile World Congress de Barcelona. En su visita al stand de España ha desbordado entusiasmo por lo que había visto y conocido. Asunto importante y aún sin resolver: la situación fiscal de los gigantes de internet como, por ejemplo, Google. Nadal, muy diplomático, ha dejado claro que él, como Gobierno, solo puede hablar de la situación general y no de empresas concretas. Dicho esto, ha explicado su postura: que las empresas globales paguen impuestos en cada país donde actúan, que es casi lo mismo que decir que deben tributar allá donde venden sus productos. Apple los teléfonos, Google sus servicios, y así todas. En otras palabras, que se acabó aquello de vender en todas partes pero tributar solo en 'paraísos fiscales' tipo Irlanda, es decir, países donde el tipo impositivo para las empresas es significativamente más bajo que el que aplican sus vecinos. Si es que al final, el ex primer ministro británico, David Cameron, tenía razón: es necesario homologar el IVA con el impuesto sobre el beneficio, que es lo mismo que decir que las empresas deben pagar los impuestos según lo que vendan en cada territorio. Al margen de tributos, Nadal nos ha desvelado que el Gobierno del Reino de España aporta cinco millones de euros a la Fundación del Mobile. Primera cuestión: ¿qué hace el Ejecutivo subvencionando un congreso mundial que reporta millones y millones de euros de beneficio al organizador? ¡Ah!, claro, es que se trata de una fundación. Porque esa es la segunda cuestión: ¿Por qué hablamos de una fundación y no de una SA? Será por la gran labor social que que realiza con el dinero que gana del congreso. Será por eso. Pablo Ferrer [email protected]