• Reclama a Bankia 12,4 millones de euros por las pérdidas sufridas como consecuencia de la compra de acciones en la OPS.
  • Con ello, ha logrado enfadar al PP, al PSOE, al Gobierno, al Banco de España y a Bankia.
  • Y por cierto, un informe de la propia Iberdrola desaconsejaba la inversión.
  • Entonces, ¿por qué se hizo?
Este jueves ha comenzado el juicio de Iberdrola contra Bankia. La eléctrica reclama 12,5 millones de euros por las pérdidas sufridas como consecuencia de la compra de acciones en la salida a bolsa de la entidad. La inversión total de Iberdrola fue de 70 millones. Gracias a la demanda, Ignacio Sánchez Galán (en la imagen) ha hecho muchos amigos. En concreto, ha enfadado al PP, al PSOE, al Gobierno, al Banco de España y, por supuesto, a la propia Bankia. No acaban de entender cómo una empresa como Iberdrola, que capitaliza más de 40.000 millones y posee un departamento especializado en inversiones, aduce ahora que ha sido engañada en la OPS de Bankia. Es más, y como adelantamos en Hispanidad, los propios técnicos de Iberdrola elaboraron un informe en el que desaconsejaban acudir a la salida a bolsa de Bankia porque presentaba demasiados riesgos. Aun así, la compañía invirtió los citados 70 millones. ¿Por qué lo hizo? El director de Riesgos de la eléctrica, Fernando Sánchez Barranco, ha explicado en sede judicial que la operación contaba con el respaldo del Banco de España, lo que "daba cierta tranquilidad". Lo cierto, sin embargo, es que Iberdrola compró acciones porque José Luis Rodríguez Zapatero y la entonces ministra de Economía, Elena Salgado, presionaron a las empresas para que acudieran a la OPS. Pablo Ferrer [email protected]