• Se trata del monasterio de San Elías, fundado a finales del siglo VI por un monje asirio.
  • El edificio poseía talladas las letras griegas chi y rho, que representan las dos primeras letras del nombre de Cristo.
  • El sacerdote P. Paul Thabit Habib, afirmó: Es un intento por expulsarnos de Irak, por eliminarnos, por exterminar nuestra existencia en esta tierra".
Los terroristas del Estado Islámico han destruido el monasterio cristiano más antiguo de Irak, ubicado en la ciudad de Mosul, según informó la agencia de noticias Associated Press. Se trata del monasterio de San Elías, fundado a finales del siglo VI por un monje asirio que había estudiado con anterioridad en al-Hira y más tarde en el gran monasterio del monte Ezla, en la actual Turquía. El edificio poseía talladas las letras griegas chi y rho, que representan las dos primeras letras del nombre de Cristo. El patrimonio, que se mantuvo por cientos de años hasta su restauración en el siglo XVII y después a inicios del siglo XX, fue centro de peregrinaciones y de reunión de la comunidad cristiana local, tuvo su última celebración religiosa el miércoles 25 de noviembre del año pasado. El monasterio, que tenía 26 salones que incluían un santuario y una capilla, ha sido destruido con "bulldozers, equipos pesados, mazos, hasta quizás explosivos, para reducir toda la estructura a polvo. La destruyeron completamente", señala Stephen Wood, director ejecutivo de Allsource Analysis. En declaraciones a AP, el sacerdote P. Paul Thabit Habib, afirmó sobre esta destrucción que "la historia de la cristiandad en Mosul está siendo destruida de manera bárbara. Consideramos que este es un intento por expulsarnos de Irak, por eliminarnos, por exterminar nuestra existencia en esta tierra". Así, poco a poco, los terroristas del Estado Islámico están destruyendo muchos de los lugares culturales e históricos cristianos de Irak. El Estado Islámico (EI) es un movimiento yihadista que nació de Al Qaeda pero que ahora actúa de manera independiente. En Irak y Siria han asesinado a miles de cristianos, generando un gran éxodo en la región que ha causado una crisis de inmigrantes en diversos países de Europa. El grupo terrorista se ha adjudicado también los atentados en París (Francia) en donde murieron más de 120 personas en noviembre del año pasado. José Ángel Gutiérrez [email protected]