• El tribunal del caso Nóos decreta libertad provisional sin fianza con la obligación de comparecer el primer día del mes ante las autoridades judiciales de Ginebra.
  • Para su exsocio Diego Torres, el tribunal también decreta la libertad provisional sin fianza con la prohibición de salir del país y la retirada del pasaporte.
  • Contra el auto cabe recurso de súplica en el plazo de tres días.
El tribunal del caso Nóos decretado libertad provisional sin fianza para Iñaki Urdangarin, con la obligación de comparecer cada 1 de mes ante las autoridades judiciales de Ginebra, su lugar de residencia, y con la obligación de comunicar cualquier cambio de residencia. Desestima así la petición de la Fiscalía Anticorrupción que había solicitado prisión eludible con una fianza de 200.000 euros, después de su condena a 6 años y 3 meses de cárcel por varios delitos de corrupción y fraude fiscal en el caso Nóos. Para su exsocio Diego Torres, el tribunal también decreta la libertad provisional sin fianza con la prohibición de salir del país y la retirada del pasaporte. La Fiscalía también había solicitado prisión eludible con una fianza de 100.000 euros. El Tribunal ha acordado mantener la libertad provisional de Urdangarin con las siguientes medidas: obligación de comparecer el día 1 de cada mes ante la autoridad judicial de su actual país de residencia (Suiza) y de comunicar al tribunal cualquier desplazamiento fuera de la UE o cualquier cambio de residencia, incluso temporal. El tribunal también mantiene la libertad provisional de Diego Torres, con prohibición de salir del territorio nacional, entrega de pasaporte y comparecencias en el Juzgado más próximo a su domicilio el día 1 de cada mes. También deberá comunicar cualquier cambio de residencia, incluso temporal. Se desestiman las medidas solicitadas por la Fiscalía y se estudiarán y resolverán en resolución aparte las pedidas por la Abogacía del Estado. Eso sí: contra el auto cabe recurso de súplica en el plazo de tres días. Así, el escándalo está servido, pues la condena a 6 años de cárcel suele suponer entrar en la cárcel, pues suma más que el mínimo de 5 años, que es lo que se ha hecho en otras ocasiones para la misma condena. Andrés Velázquez [email protected]