• En un procedimiento escrito, dictamina que no tomó "medidas efectivas" para reducir el déficit y hace lo mismo en el caso de Portugal.
  • El Comité Económico y Financiero abordará el asunto el viernes, pero la última palabra la tiene el Ecofin, que se reúne el día 12.
  • El Gobierno en funciones, sobre todo, el titular de Economía sigue confiando en que no habrá sanción.
  • Tiene razones para el optimismo: el vicepresidente de la Comisión dijo que se aplicarían las normas "con inteligencia", teniéndose en cuenta los esfuerzos y ajustes hechos.
Tras conocerse su dictamen, parece que Bruselas 'ha pasado' del ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos. Y es que, en un procedimiento escrito, ha considerado que España no tomó "medidas efectivas" para reducir el déficit y ha dado el primer paso a una multa. Claro que el caso de Portugal tampoco ha tenido más benevolencia por parte de la Comisión Europea (CE), sino que ha usado la misma afirmación. El viernes, el Comité Económico y Financiero será el encargado de abordar el asunto a nivel técnico. Pero, eso sí, la última palabra la tiene el Ecofin, que se reunirá el próximo martes día 12. Es decir, que la decisión está en manos de los homólogos de Guindos en los Estados Miembros. A pesar del dictamen de Bruselas, el Gobierno en funciones, sobre todo, Guindos, sigue confiando en que no habrá sanción. De hecho, el pasado miércoles, el vicepresidente de la CE, Valdis Dombrovskis, daba razones para el optimismo: señaló que se aplicarían las normas de disciplina fiscal "con inteligencia", teniendo en cuenta "los esfuerzos y ajustes fiscales hechos". Esperemos que Guindos esté en lo cierto. En el peor de los casos, España tendría que hacer frente a una multa que podría ascender a casi 2.200 millones de euros (es decir, el 0,2% del PIB) y a la suspensión de parte de los fondos estructurales europeos. Cristina Martín [email protected]