• En Idomeni, el campamento de refugiados situado en la frontera entre Grecia y Macedonia, hay miles de personas atrapadas y sin destino.
  • Sukria, una refugiada con una hija recién nacida, declara: "Todo lo que pido es que los líderes de la Unión Europea sean misericordiosos con los niños que hay aquí y nos dejen pasar ya. Aquí hay niños que mueren".
  • Y mientras, los líderes de la UE acordaron ayer una posición común sobre el acuerdo que pretenden sellar hoy con Turquía para la devolución de refugiados desde Grecia.
  • Merkel apuntó que Turquía tendrá que asumir cambios jurídicos para la protección internacional de refugiados.
Los líderes de la UE acordaron ayer una posición común sobre el acuerdo que pretenden sellar hoy con Turquía para la devolución de refugiados desde Grecia, según informó el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel. En un mensaje en Twitter, adelantó que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, presentará hoy al primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, la posición de la UE. La canciller alemana, Angela Merkel, recalcó en rueda de prensa que se han consensuado los "principales elementos" de un futuro acuerdo con Turquía para que Tusk, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el primer ministro holandés, Mark Rutte, que ocupa la Presidencia semestral del Consejo de la UE, puedan negociar con Davutoglu una declaración definitiva. Merkel sostuvo que la propuesta de Turquía del pasado día 7 ofrece una "buena oportunidad" para frenar la inmigración irregular mediante devoluciones desde las islas griegas, pero que ha quedado claro que este debe hacerse acorde a Derecho. "Hemos insistido en que debe haber evaluaciones individuales de cada persona que llegue a las islas griegas", precisó la canciller. Merkel señaló que aún no se ha fijado el día que comenzarán a aplicarse las devoluciones desde Grecia, pero que será "relativamente rápido". Además, "pocos días después de que comiencen las devoluciones se activará también el mecanismo conocido como 1 por 1", es decir la acogida de un sirio por la UE por cada nacional de ese país devuelto a Turquía, "a fin de evitar un efecto llamada". Respecto a la petición de Ankara de adelantar a finales de junio la liberalización de visados, Merkel apuntó que Turquía tendrá que asumir cambios jurídicos para la protección internacional de refugiados. Sobre la petición de 3.000 millones de euros adicionales que pide Turquía, dijo que existe disposición a proporcionar más financiación, pero que "cómo se formulará" se verá en la reunión de hoy. Por último, Merkel advirtió de que las negociaciones con Turquía "no serán fáciles". El presidente español Mariano Rajoy dijo que defendió la posición consensuada por el Parlamento español, y recalcó que pidió explícitamente que cualquier decisión que se adopte sea conforme a la legalidad internacional. "Si no, es evidente que nosotros no podemos apoyar las conclusiones", concluyó. Pero mientras los políticos negocian, la situación en los campamentos de refugiados es dramática. Por ejemplo, en Idomeni, el campamento situado en la frontera entre Grecia y Macedonia, con miles de personas atrapadas y sin destino. Allí, al menos 15 recién nacidos viven en condiciones lamentables, con fiebre, catarros, diarrea, según informa Save the Children. Sukria, una refugiada con una hija recién nacida, declara: "Todo lo que pido es que los líderes de la Unión Europea sean misericordiosos con los niños que hay aquí y nos dejen pasar ya. Aquí hay niños que mueren. Gracias a Dios mi hija no está entre ellos, pero aquí hay niños que están muriendo en el hospital porque las condiciones no son las adecuadas". José Ángel Gutiérrez [email protected]