Otra bobada sublime del ABC metido a derecha moderna. Atención a la portada del jueves 15: Stephen Hawking, "el mito de la ciencia que demostró (¿Demostró?) que el cuerpo tiene límites pero la mente y el universo, no". Lo único cierto es lo del mito. ¿Acaso puede alguien plantear una materia sin límites o un universo, que es materia, sin límite? Naturalmente que no: es tan inconcebible como inimaginable. Si es materia, tiene un comienzo y un final, tiene límites. Se trata de un sofisma ligado al ateísmo, es decir un poco tonto, para personalizar la materia y acabar, no ya con Dios, sino con el espíritu. Y, créanme, afirma que el espíritu no existe. Es aún más difícil de aceptar -para cada espíritu humano- hasta para los ateos. Es mucho más que negar la existencia del Espíritu creador al que llamamos Dios. Lo de la mente sin límites debe referirse al portadista del ABC, que debe ser un pelín vanidoso. Hispanidad [email protected]